Plazo razonable de la prisión preventiva en un Estado de Derecho

Autor:Adrián Maximiliano Gaitán
Cargo:Profesor Adscripto de la cátedra de Derecho Penal Parte General. UNNE
Páginas:113-122
 
EXTRACTO GRATUITO
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
1
1
1
1
3
3
III
Plazo razonable de la prisión preventiva en un Estado de Derecho
por Adrián Maximiliano Gaitán*
Hay Códigos Procesales Penales, que prevén cláusulas generales de
duración del proceso penal, así por ejemplo el de la Provincia de Buenos Aires,
que en su Articulo 2 dispone que: “Duración del Proceso: Toda persona
sometido a proceso, tendrá derecho a ser juzgada en un tiempo razonable y sin
dilaciones indebidas.”. En cambio hay otros Códigos de Forma, que prevén
plazos ciertos de duración del proceso penal, tal es así como sucede con el de la
provincia de Córdoba, que establece: Articulo 1 in fine: “El proceso no podrá
durar más de dos años, pero si concurrieren las circunstancias previstas en la
última parte del Artículo 337, el plazo podrá extenderse hasta un año más, previo
el trámite legal previsto en el Artículo 283 in c. 4º”, previendo un plazo máximo
de duración de hasta tres años, para ciertos supuestos. En el mismo sentido, el
Código de Rito de la Provincia de Chaco, dispone: Articulo 1 in fine: “…El
proceso no podrá durar mas de dos años”.
De la misma m anera, a la hora de regular sobre la extensión de la Prisión
Preventiva, lo hacen siguiendo estos lineamientos, tal es así que en la Provincia de
Buenos Aires, al no contar con plazos ciertos de duración del proceso, pecan por
absurdos los plazos de duración de la prisión preventiva, por ejemplo como lo
prevé el Articulo 169 Inc. 4 y 8, al regular la procedencia de la Excarcelación q ue
dispone “… Hubiere agotado en detención o prisión preventiva, que según el
Código Penal fuere computable para el cumplimiento de la pena, el máximo de la
pena prevista para el delito tipificado…”, Inc. 8: ”Hubiere agotado la prisión
preventiva la condena impuesta por sentencia no firme.”, es decir que la prisión,
como medida cautelar, podría durar hasta el máximo de lo que previera el Código
Penal para el delito que se le impute al acusado, sin importar la presencia de
sentencia condenatoria, resultando altamente violatoria de la Constitución
Nacional, y convirtiéndose en un pena.
* Profesor Adscripto de la cáted ra de Derecho Penal Parte General (UNNE), Profesor Adscripto
Colaborador de la cátedra de Derecho Penal Primer Cur so (UNNE) y Profesor Co laborador de
la cátedra de Derecho Penal Segundo Curso (UNNE).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA