Plan Qunita: procesaron a Aníbal Fernández y a Manzur por sobreprecios

 
EXTRACTO GRATUITO

El juez federal y al gobernador de Tucumán, Juan Manzur, en una causa por irregularidades en la licitación del , de reparto de kits maternales a embarazadas.

Según el juez, las licitaciones tenían "seis ganadores prefijados" que "no tenían experiencia en los rubros licitados" y que presentaron ofertas con precios "elevados y abusivos".

La lista de los procesados -23 en total- incluye también a Daniel Gollan, que sucedió a como ministro de Salud y aprobó las compras; a Nicolás Kreplak, ex secretario de Salud Comunitaria, el funcionario que requirió la compra y pidió modificaciones al pliego; a varios ex funcionarios de rango menor del Ministerio de Salud y de la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia, y a los empresarios que fueron parte de la maniobra investigada.

Todos los ex funcionarios fueron procesados por el delito de "fraude en perjuicio de la administración pública", "abuso de autoridad" y "violación de los deberes de funcionario". Bonadio trabó además un embargo sobre los bienes de todos ellos de 440 millones de pesos. El monto fue fijado "en virtud del perjuicio patrimonial ocasionado al Estado", explicó el juez. Calculó que el sobreprecio fue de unos 3000 pesos por cada uno de los 140.000 kits.

Esta causa se inició el año pasado, con la denuncia que presentó el 23 de junio de 2015 la legisladora porteña Graciela Ocaña.

Ocho meses después, Bonadio consideró acreditado que desde el comienzo del proyecto Qunita, anunciado por la entonces presidenta Cristina Kirchner, los seis ganadores estaban prefijados y, por eso, "se diseñó un pliego de un único renglón", algo "expresamente vedado por la legislación". Lo que cuestionó el juez es que se hubieran incluido todas las adquisiciones del kit juntas, a pesar de que incluían "44 elementos" correspondientes a "cuando menos siete rubros". Ni siquiera se separaron por un lado las cunas, por otro la ropa y por otro los productos de farmacia. Además, para favorecer a las empresas amigas, se autorizaron "entregas sucesivas" que les permitieron "ir financiándose" con cada cobro parcial, afirmó Bonadio. Según él, se les dio "escaso tiempo" a los supuestos competidores para cumplir con todo.

De esta forma, sólo pudieron prometer que llegarían los que contaban con la información de antemano. "Considerable tiempo antes de ser adjudicados ya compraban los materiales para la provisión del kit", sostuvo el juez.

Pero además la estafa al Estado estuvo dada por los precios "elevados y abusivos"...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA