El PJ cocina a fuego lento una nueva conducción y cambios en la carta orgánica

 
EXTRACTO GRATUITO

Con la unidad como meta deseada para evitar la aventura de una competencia salvaje, la primera fecha clave del calendario peronista es el viernes 8 de abril: hasta el mediodía de esa jornada tendrán tiempo para amasar una alquimia de consenso entre dirigentes del clásico y kirchneristas que aún conviven en el partido.

La negociación para la renovación de la jefatura avanza a fuego lento, en varios frentes: político, legal y judicial. Y el próximo paso formal es el congreso partidario, previsto para dentro de diez días, justo para cuando los estatales convocaron a un paro nacional, en el estadio de Obras Sanitarias. El clima del evento promete alto voltaje, y el dato que asoma más interesante es una reforma que se amasa en sigilo. Uno de los puntos que se buscará aprobar allí es la modificación de la carta orgánica del PJ, algo que se acordó incluso con sectores de La Cámpora antes de la reciente reunión del consejo nacional.

Esa corrección es una llave mágica que puede abrir cualquier puerta. Según reconstruyó LA NACION de fuentes que participan de las conversaciones, la intención es reformular el artículo 24, que establece la elección de autoridades a través de los afiliados por el voto directo para ir a un sistema indirecto, como en efecto ocurrió la última vez como "una salvedad". Ése es el párrafo que los tortura, en plena fogata de divisiones después de la peor derrota electoral del peronismo.

"Es para el futuro, no para usar esta vez", se ataja un hombre que trabaja en la letra chica. Lo cierto es que la ilusión de varios sectores es instrumentar esa cláusula ahora. ¿Qué los detiene? La Justicia ya objetó el procedimiento utilizado en 2014 y les hizo saber que si lo repiten están a tiro de la intervención. Así, van y vienen los sondeos entre caciques del PJ y emisarios de Comodoro Py para una salida intermedia. Desde el despacho de María Romilda Servini de Cubría, superjueza que concentra la competencia electoral nacional, porteña y provincial, susurran un mensaje inflexible: "Sean prolijos".

La alternativa de una "conducción colegiada" tiene la adhesión de gobernadores, intendentes y sectores del kirchnerismo duro, pero los caminos se bifurcan cuando hay que completar los casilleros. Para el PJ territorial, José Luis Gioja es el rostro de la unidad. Miguel Pichetto y Gildo Insfrán emergen como dos figuras decisivas detrás de bambalinas que podrían tener butacas destacadas para este grupo. El cristinismo, en cambio, se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA