Con unos 40 piquetes buscarán garantizar el éxito del paro

 
EXTRACTO GRATUITO

El anhelo de que mañana "no se mueva una sola pluma" por el al que convocaron las centrales obreras opositoras quedó en claro en las últimas horas: las agrupaciones de izquierda que adhieren a la huelgay protestas, que prometen complicar el ingreso a la ciudad de Buenos Aires y tendrán un fuerte correlato en varias capitales del interior.La confirmación de los bloqueos, unos 40 en todo el país, disparó la preocupación de , que tomó distancia de esas protestas y. Hasta sugirió que podría estar detrás de posibles incidentes.La Casa Rosada, por su parte, avisó que no desplegará un operativo especial para evitar los bloqueos o garantizar que quienes no adhieran al paro lleguen a sus lugares de trabajo.La inclusión de piquetes durante la jornada de protesta es resistida en público por Moyano, por , jefe de la CGT Azul y Blanca, y por Pablo Micheli, líder de la CTA enfrentada con el Gobierno, que también adhiere a la huelga.Desde que lo anunciaron, hace casi un mes, Moyano y Barrionuevo dejaron en claro que querían que el paro fuera "pasivo", sin cortes de calles o rutas ni marchas. Micheli, acostumbrado a poner a su CTA al frente de las movilizaciones callejeras, se les sumó el fin de semana después del congreso de su central en Mar del Plata. También desde un primer momento los grupos de izquierda rechazaron el "paro dominguero" y presionaron para incluir piquetes.Los bloqueos son un arma de doble filo: pueden volverse clave para el nivel de acatamiento del paro, pero si derivan en incidentes pueden desvirtuar el sentido de la huelga y desdibujar los reclamos que la motivaron.Además, sumados al fuerte recorte de transporte público (no habrá colectivos ni trenes, y se espera una adhesión despareja de los trabajadores del subte), los piquetes podrían coronar el éxito del paro. De allí el tenor de la polémica.Al frente de los cortes en los accesos a la ciudad, en distintos puntos del conurbano bonaerense y del resto del país, estarán el Frente de Izquierda (PO, PTS e Izquierda Socialista), la Corriente Clasista Combativa (CCC), el Encuentro Sindical Combativo y Barrios de Pie, entre otros.Tras recalcar que la convocatoria de las CGT y la CTA es a un paro "sin movilización", Moyano dejó constancia de sus temores. "Tenemos que estar precavidos porque el Gobierno, por todos los medios, quiere desvirtuar la jornada de protesta. Le desconfío más al Gobierno que a cualquier otro sector de la sociedad", advirtió en declaraciones radiales.No sólo lo hizo en público...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA