Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix, 3 de Agosto de 2017, expediente CNT 023272/2010/CA001

Fecha de Resolución 3 de Agosto de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX Causa N°: 23272/2010 - P.M.A.M. c/

PULLMEN SERVICIOS EMPRESARIOS S.A. Y OTROS s/ACCIDENTE -

ACCION CIVIL Buenos Aires, 03 de agosto de 2017.

se procede a votar en el siguiente orden:

El D.M.S.F. dijo:

I- Contra la sentencia de primera instancia que hizo lugar al reclamo en lo principal, recurren las codemandadas Galeno Aseguradora de Riesgos del Trabajo S.A., B.S. y Pullmen Servicios Empresarios S.A., según los escritos de fs. 643/657, fs. 658/662, y fs.

665/670, respectivamente, que merecieron réplica a fs.

677/680 y fs. 681/685, en ese orden.

II- En lo que atañe a la acción fundada en la Ley de Contrato de Trabajo (demanda por despido), adelanto que las quejas interpuestas por las codemandadas B.S. y Pullmen Servicios Empresarios S.A. en lo que respecta al fondo del asunto, no han de tener favorable recepción en esta alzada.

Lo digo, porque la Sra. Juez “a quo” admitió

la pretensión dirigida contra la codemandada B.S., con fundamento expreso en el artículo 29 de la L.C.T. y en la inteligencia de que, de los términos en que se trabó la litis y el contenido de la prueba producida, no surge acreditado en modo alguno que las tareas prestadas por el actor hubiesen sido eventuales, en los términos del artículo 99 del citado cuerpo legal, extremo que –a su entender- evidenciaría que éste fue destinado a cubrir una necesidad normal y ordinaria del giro empresario de la codemandada B.S., vale decir, que las tareas desarrolladas por el Sr. P. no le resultaron ajenas sino que eran necesarias y aún habituales para esta última y que, por ende, la titular de la relación laboral habida con el actor fue dicha codemandada, por ser quien tenía a su cargo la organización de los medios personales e inmateriales y quien se apropiaba del valor uso y dirigía y se Fecha de firma: 03/08/2017 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX #20402346#184834487#20170803133049702 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX beneficiaba con la prestación de servicios de aquél (cfr. arts. 5 y 26 de la L.C.T).

Ahora bien, de la lectura de los escritos recursivos se advierte que dicho fundamento y conclusión no se encuentran refutados como era requerible (cf. art.

116 de la L.O.), pues las insistencias de las apelantes no van más allá de una discrepancia meramente dogmática y genérica que no resulta eficaz para revertir el panorama adverso que surge de la sentencia apelada, en tanto no invocan argumento idóneo alguno ni aportan elementos de prueba eficaces que permitan concluir en que la prestación de servicios del actor obedeció a un contrato de tipo eventual o, lo que es lo mismo, que su contratación se fundó en una necesidad extraordinaria y transitoria de B.S. de cubrir un puesto de trabajo en forma temporaria o atender una demanda transitoria de trabajo que no pudo ser satisfecha con el personal permanente y que, por tanto, las tareas por él desarrolladas resultaron ajenas al giro normal, ordinario y habitual de la citada codemandada.

En efecto, las recurrentes se limitan a efectuar afirmaciones en sentido contrario a la conclusión de la sentenciante sobre el punto, sin señalar en forma concreta los elementos de prueba que darían sustento a su queja, ni asumir los motivos precisos que en base a la prueba colectada en el caso le permitieron llegar a esa conclusión, por lo que la crítica vertida en este aspecto dista de la objeción concreta y razonada que requiere el ya citado artículo 116 de la L.O. y, por ende, carece de sostén.

Al respecto, coincido con el criterio expuesto en el fallo de grado –en términos no contradichos eficazmente en el recurso que se analiza (cfr. art. 116 de la L.O.)- en cuanto a la ineficacia de los elementos de prueba colectados en la causa para acreditar la supuesta exigencia transitoria o necesidad operativa de carácter extraordinario del giro empresario -en la que las codemandadas pretendieron justificar la contratación del actor como eventual-, y demostrar que tal necesidad o exigencia temporal, reitero, supuestamente ajena al giro comercial de B.S. no pudo ser cubierta por Fecha de firma: 03/08/2017 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX #20402346#184834487#20170803133049702 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX personal permanente de ésta, sin que la exposición recursiva desvirtúe tal conclusión con la indicación de elementos probatorios objetivos e idóneos a tales fines.

En efecto, las apelantes no invocan ni señalan elemento probatorio idóneo alguno que demuestre el incremento extraordinario o “pico de trabajo” en la actividad desarrollada por B.S. que llevara a esta última a acudir a la contratación del actor a través de Pullmen Servicios Empresarios S.A. (cfr. art.

99 de la L.C.T.). Es así que, no surge demostrada en la causa circunstancia extraordinaria alguna que justificara la contratación del trabajador en los términos que fue llevada a cabo (vale decir, a través de una empresa de servicios eventuales –Pullmen Servicios Empresarios S.A.-), ya que –reitero- el invocado “aumento de producción” (o incremento en la actividad de la empresa B.S. que habría determinado la necesidad de contratar personal ocasional) no ha sido objeto de prueba en esta contienda, extremos que determinan la suerte adversa del recurso en este aspecto.

Por lo demás, cabe destacar que el hecho de que la codemandada Pullmen Servicios Empresarios S.A. se encuentre autorizada –y habilitada- para operar como empresa de servicios eventuales (ver informativa de fs.

402/408) resulta insuficiente a fin de encuadrar la relación habida con el actor en el tipo contractual que invocan las codemandadas, toda vez que el sistema normativo instituido por el art. 99 de la L.C.T. y por el decreto 1694/06 resulta de aplicación sólo en aquellos casos en que la empresa de servicios eventuales deriva al trabajador a la respectiva empresa usuaria, para el desempeño en forma temporaria y ocasional de tareas que tipifiquen un auténtico contrato de trabajo eventual originado en “necesidades extraordinarias y transitorias” de esta última, todo lo cual –tal como señalé - no ha sido demostrado en estas actuaciones, conforme la carga probatoria que pesaba sobre las codemandadas en virtud de lo establecido por el art. 92 de la L.C.T., razón por la cual cabe concluir que es de Fecha de firma: 03/08/2017 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX #20402346#184834487#20170803133049702 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX aplicación al caso lo normado por el art. 29 de dicho cuerpo legal.

En dicha inteligencia, la orfandad probatoria verificada en autos en punto a que la prestación de servicios del actor obedeció a un contrato de tipo eventual, me lleva a compartir lo decidido por la sentenciante de grado anterior. Por ende, a concluir –

por aplicación de las previsiones emergentes del artículo 29 de la L.C.T.- que no obstante la intermediación fraudulenta de la codemandada Pullmen Servicios Empresarios S.A., la codemandada B.S.

ostentó la calidad de empleadora directa del Sr. P., por ser la beneficiaria de la prestación de servicios.

Ello así en tanto, dicha norma establece claramente que en todos los casos en que los trabajadores sean contratados por terceros con vista a proporcionarlos a las empresas, serán considerados empleados directos de quien se beneficie con su prestación. La única excepción prevista por el mismo artículo es el caso de que el trabajador haya sido contratado por una empresa de servicios eventuales, y preste servicios para el tercero en los términos del art. 99 de la L.C.T.

Ahora bien, teniendo en cuenta que en autos no se invocó en forma concreta ni se acreditó que hubiere mediado en el período que interesa una necesidad objetiva eventual de la codemandada B.S. que hubiere justificado la contratación de los servicios del actor, no queda más que considerar que éste tenía una relación directa y permanente con quien efectivamente se benefició con su trabajo, es decir, con la codemandada B.S. y que, por ende, esta última ostentó la calidad de empleadora directa del Sr. P..

Por otra parte, ante las claras disposiciones del ya citado artículo 29 de la L.C.T., cabe destacar que el hecho que el accionante se encontrara registrado por Pullmen Servicios Empresarios S.A. no resulta suficiente a los efectos de revertir lo decidido en la instancia de grado anterior, toda vez que es el empleador directo quien se encuentra obligado a registrar la relación laboral, de conformidad con la Fecha de firma: 03/08/2017 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX #20402346#184834487#20170803133049702 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX doctrina emanada del Fallo Plenario Nº 323 de esta Cámara, del 30/06/2010, recaído en autos “V.M.L. c/ Telefónica de Argentina S.A. y otro”.

En efecto, resulta irrelevante la apariencia de la vinculación de B.S. con quien figuró como titular de la relación -esto es, Pullmen Servicios Empresarios S.A. - dado que de conformidad con lo normado por el citado artículo 29 de la L.C.T., la empresa usuaria (en el caso B.S. debe ser considerada empleadora directa del trabajador, por ser quien utilizó su fuerza de trabajo en forma constante y permanente (cfr. art. 29 de la L.C.T.).

Así las cosas, comparto el criterio expuesto en el fallo apelado en punto a que la intervención de la codemandada Pullmen Servicios Empresarios S.A.

constituyó una mera intermediación fraudulenta entre la actora y la codemandada B.S. Es así que, atento a que la relación laboral de la actora se mantuvo en forma única e ininterrumpida con la codemandada B.S., al...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR