Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca - Sala II, 30 de Agosto de 2011 (caso Pinna, Daniel Roque, C/ Estado Nacional - Ministerio del Interior - Dirección General del Registro de las Personas y Ministerio de Justicia, S/ Daños y Perjuicios)

Fecha de Resolución:30 de Agosto de 2011
Emisor:Sala II
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación Expte. nro. 65.544 - Sala II - Secr. 1Bahía Blanca, 30 de agosto de 2011.VISTO: Este expediente nro. 65.544, caratulado “PINNA, Daniel Roque, c/ ESTADO Nacional - Ministerio del Interior - Dirección General del Registro de las Personas y Ministerio de Justicia, s/Daños y Perjuicios ”, originario del Juzgado Federal de Santa Rosa (La Pampa), puesto al acuerdo para resolver las apelaciones de fs. 251 y 253contra la sentencia de fs. 233/243 v.El señor Juez de Cámara, doctor Néstor Luis Montezanti, dijo:1.1. El actor, tras haber perdido su DNI original, solicitó en agosto del año 1992 el pertinente duplicado en el Registro Civil de su localidad (Santa Rosa). Transcurrido más de un año sin que se lo entregaran y ante su reclamo, recibe a principios del año 1994 el triplicado. En diciembre de USO OFICIAL1997, a partir de una presentación en la DGI, toma conocimiento de la existencia de un tercero, radicado en Tucumán, que se encuentra en poder de su DNI duplicado, haciéndose pasar por él. Inmediatamente radica la pertinente denuncia penal.1.2. En agosto de 1998, cuando se disponía a salir del país, es detenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza, en virtud de una orden de captura emitida por el Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional nro. 3 de La Rioja y por otra emanada del Juzgado Federal de Santa Rosa librada en las actuaciones iniciadas por su denuncia. Luego de estar incomunicado algunas horas, y tras la intervención del juzgado de Santa Rosa, (f. 170 y ss. de la causa penal), se aclara su situación y es dejado en libertad. La causa penal sigue su curso y finalmente, detenido el impostor –de verdadero nombre Merell Alibrahim (sic)– se dicta sentencia con fecha 28/3/2000.1.3. Finaliza esta reseña con la promoción del sub exámine en mayo de 2000, demandando por daños y perjuicios al Estado Nacional –Ministerio del Interior–, Dirección General del Registro Nacional de las Personas y Ministerio de Justicia. Reclama el resarcimiento del daño material derivado de los gastos de defensa como denunciante y querellante ($ 12.000); los gastos por cambios de pasajes, hotelería, teléfono, comida,medicamentos, remís, &c. ocurridos el día que debió permanecer en Buenos Aires a raíz de la detención y pérdida de un día de vacaciones (los que estima en $ 1.700); gastos por tratamiento médico ($ 1.500) y finalmente en concepto de daño moral solicita –por lo menos– $ 40.000.1.4. La sentencia, en lo que aquí interesa, rechaza la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por el Estado a través del Ministerio del Interior y hace lugar parcialmente a la demanda contra dicho Estado Nacional y el Registro Nacional de las Personas, condenándolos –en forma solidaria– a pagar al actor la suma de $ 1.000 en concepto de gastos de defensa; de $ 1.500, por los gastos derivados de su estancia en Buenos Aires y de $ 60.000, en concepto de daño moral, todo con un interés a la tasa promedio del BCRA para caja de ahorro común, capitalizable, desde la fecha de la sentencia 1(considerando 3-a, 2do. § in fine y pássim); condena en costas a los vencidos y rechaza la demanda contra el Ministerio de Justicia.2.1. Lo así resuelto es apelado a f. 251 por la parte actora y a f. 253por la Dra. Tejeda, en representación del Estado y de la Dirección General del Registro Nacional de las Personas (en adelante: Renaper 2).2.2. A fs. 275/282 expresa agravios el Renaper y a fs. 284/293 v.lo hace el Estado Nacional (Ministerio del Interior). En cambio la parte actora no expresa sus agravios, ni contesta el traslado conferido a fs. 294.2.3. Los agravios que sustentan la apelación del Renaper pueden sintetizarse en: a) La sentencia lo condena con base en el Cód. Civil: 1.113,no obstante que, a su entender, la relación causal por la que dicha norma atribuye responsabilidad fue interrumpida; b) No existe responsabilidad del Renaper en la detención del actor en el Aeroparque; c) No ha sido acreditado el daño emergente, por lo que el mismo se convierte en conjetural y no indemnizable; d) No se acreditó el daño moral; y e) Los montos de condena –intereses– deben ser sometidos a las leyes de consolidación de pasivos públicos (fs. 275/282).2.4. El Estado se agravia del rechazo de la excepción de falta de legitimación pasiva oportunamente opuesta. Agrega que la responsabilidad 1O de la erogación, en el caso de los pagos efectuados por el actor.2 Conforme a las reglas de la RAE en materia de escritura de acrónimos.Poder Judicial de la Nación Expte. nro. 65.544 - Sala II - Secr. 1extracontractual del Estado por hechos ilícitos se funda en la noción objetiva de falta de servicio –contenida en la previsión del Cód. Civil:1.112–, lo que no ha ocurrido en estos autos. En forma subsidiaria,expresa agravios respecto de la improcedencia de la condena al Renaper,reiterando aquí las quejas ya vertidas en su nombre.3. En primer lugar corresponde, con arreglo a lo normado por el CódPrCivCom: 266, declarar la deserción del recurso de apelación interpuesto por la parte actora que, pese a estar debidamente notificada (f.273), no presentó la expresión de agravios dentro del plazo legal.4.1.1. La solución del caso fue sentada en los antecedentes “Vadell”(Fallos: 306-2: 2.030) y “Serradilla” (ibíd.: 330-2: 2.748) por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En el primero, el alto tribunal sentócriterio sobre la responsabilidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA