Piden seis años de prisión para Berlusconi por el caso Ruby

 
EXTRACTO GRATUITO

ROMA.- "Karima El Marough tuvo sexo con Berlusconi y recibió beneficios por ello", sentenció ayer la fiscal de Milán Ilda Boccassini, que en su requisitoria final del juicio por el escandaloso caso Ruby pidió seis años de cárcel y la interdicción perpetua de cargos públicos para el ex premier Silvio Berlusconi, procesado por prostitución de menores y abuso de poder.En un pedido de condena que fue considerado "desmedido" por los aliados del Cavaliere , Boccassini (llamada "la roja" por su color de pelo, pero también por su simpatía por la izquierda, según sus detractores) explicó que pedía seis años como suma de los dos delitos imputados: cinco por abuso de poder y uno por prostitución de menores.En una larguísima arenga final, la fiscal dijo que las chicas invitadas en septiembre de 2009 a las fiestas del Cavaliere en su mansión de Arcore, en las afueras de Milán, "formaban parte de un sistema de prostitución organizado para la satisfacción del placer sexual de Silvio Berlusconi"."No hay dudas" de que tanto el ex premier, de 76 años, como quienes organizaban las fiestas sabían que Ruby tenía menos de 18 años, también dijo la fiscal. Entonces, esta exuberante chica marroquí se había "vuelto la preferida" del magnate de los medios de comunicación y frecuentaba asiduamente las fiestas de Arcore. Para el Cavaliere y su entorno, éstas no eran más que cenas elegantes en las que se bailaba y cantaba en una discoteca que hay en el subsuelo de la mansión.Según Boccassini, Ruby, una chica de origen humilde, pero decidida a cumplir el "sueño italiano" de trabajar en el mundo del espectáculo utilizando su cuerpo, ya ejercía la prostitución. Berlusconi le habría girado a la joven más de 4,5 millones de euros. "Lo demuestran escuchas telefónicas, una nota secuestrada a la joven y los movimientos realizados por el ex premier en una de sus cuentas", indicó la fiscal.El llamado "Ruby-gate" comenzó la noche del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA