Piden juicio oral para un hombre que extorsionó a la familia Stefanini

 
EXTRACTO GRATUITO

La fiscalía federal de San Isidro pidió que sea sometido a juicio oral el hombre que le reclamó 200.000 dólares a la familia de a cambio de aportar datos sobre el lugar en el que tenían secuestrado al financista, desaparecido desde el 17 de octubre pasado. por la Policía Federal los primeros días de enero, en la ciudad santiagueña de La Banda.

Un mes y medio después de la detención, el fiscal federal Fernando Domínguez presentó ante la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, la requisitoria para que el sospechoso sea sometido a juicio oral, acusado de extorsionar a la familia de Stefanini.

A partir del 26 de diciembre pasado la investigación por la desaparición de Stefanini, de 45 años, quedó a cargo del fiscal Domínguez, luego de que su colega del fuero provincial, Mariela Miozzo, se excusara de seguir con el caso por considerar que se trataba de un secuestro extorsivo, un delito que es competencia de la justicia federal.

Stefanini desapareció la mañana del 17 de octubre pasado. Su Audi negro fue hallado a pocos metros del estudio de su contador, en Florida. A las 11.30 de aquel día, su teléfono celular, que nunca apareció, dejó de funcionar. Desde ese momento se perdió todo rastro del financista. Debajo del asiento delantero del Audi la policía encontró el DNI del empresario.

Al consultar los registros de la Dirección Nacional de Migraciones se determinó que no había salido legalmente del país.

La fiscal Miozzo declinó la competencia en favor de la justicia federal de San Isidro cuando la familia de Stefanini denunció que había recibido una serie de mensajes de Facebook en los que le pedían dinero a cambio de revelar el nombre de la persona que tenía secuestrado a al financista. Junto con los mensajes en los que se mencionaba que el empresario había sido víctima de un secuestro, la fiscal bonaerense envió los seis cuerpos del sumario a su colega del fuero federal.

Así, el caso dejó de ser una simple averiguación de paradero y se convirtió en una investigación por secuestro extorsivo.

Con el rastreo de la cuenta de Facebook desde la que se habían enviado los mensajes extorsivos, el fiscal federal Domínguez pudo localizar la computadora desde la que partían los pedidos de dinero. Entonces, el representante del Ministerio Público les pidió a los investigadores de la Policía Federal que viajaran a Santiago del Estero y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA