Piden crear nuevas figuras penales contra las agresiones a las mujeres

 
EXTRACTO GRATUITO

Con el objetivo de atacar los primeros síntomas de violencia de género y de ampliar la paleta de herramientas disponibles para prevenir las escaladas con resultado mortal, procuradores y fiscales de todo el país proponen añadir nuevas definiciones delictuales en el Código Penal, entre ellas, el acoso, el maltrato reiterado, la agresión psicológica y el sexting, relacionado con la difusión de imágenes obtenidas con consentimiento de la víctima, pero sin su permiso para ser difundidas. También sugirieron que se agraven las penas de delitos preexistentes cuando las víctimas sean mujeres, nuevas figuras que sancionen el incumplimiento de órdenes judiciales de restricción de acercamiento y protección de las mujeres, y que se dificulte el cierre de las causas.

El documento consensuado por los representantes del Consejo de Procuradores Fiscales, Defensores y Asesores Generales de la República Argentina fue presentado al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, que ya analiza las reformas propuestas.

Los jefes de los fiscales de todo el país participaron de las XXIX Jornadas Nacionales de los Ministerios Públicos. Allí quedaron expuestas las preocupaciones de quienes atienden a diario casos de mujeres que sufren distintos tipos de agresiones, algunas de las cuales no están tipificadas en el Código Penal.

"Todos los días hay marchas por esta problemática, pero se necesitan decisiones contundentes que puedan dar respuestas precisas, sin vacíos legales", dijo a LA NACION el presidente del Consejo Federal de Política Criminal y Procurador de Salta, Pablo López Viñals.

El escrito presentado al ministro Germán Garavano es concluyente y autocrítico: "Pese al incremento de la alarma social generada por la violencia de género no se ha reaccionado con una adecuada actualización del derecho penal de fondo".

El informe plantea que se debe avanzar "con urgencia" en contemplar nuevas figuras. El acoso -stalking- es uno de los delitos que proponen regular "para evitar que los violentos puedan desarrollar impunemente acciones de intromisión en la vida ajena". López Viñals destacó: "Los agresores usan la tecnología porque no hay una reacción penal".

Algo parecido ocurre con el sexting, "lo que pone de relieve la inconveniencia de que su abordaje continúe efectuándose solo por vía de acciones civiles". Los fiscales se refirieron también al maltrato reiterado, figura que, plantearon, debería ser incorporada por tratarse de "una forma de tortura"...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA