Sentencia nº AyS 1995 I, 146 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 28 de Febrero de 1995, expediente L 54457

PonenteJuez SALAS (SD)
PresidenteSalas-Pisano-Negri-Mercader-Ghione-Laborde
Fecha de Resolución28 de Febrero de 1995
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

En la ciudad de La Plata, a 28 de febrero de 1995, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores Salas, P., N., M., G., L., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa L. 54.457, "Pesich, C.A. contra Cometarsa S.A. Indemnización por incapacidad".

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal del Trabajo de Z. rechazó la demanda entablada, con costas por su orden.

La parte actora dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley .

Dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley ?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorS. dijo:

  1. El tribunal de la causa rechazó la demanda promovida por C.A.P. contra Cometarsa S.A. con fundamento en normas del derecho civil, por el cobro indemnizatorio de daños material y moral derivados de su incapacidad laboral por accidente de trabajo.

  2. En su recurso extraordinario, denuncia el apelante la violación de los arts. 14, 17 y 18 de la Constitución nacional; 512, 1109 y 1113 del Código Civil; 75 de la ley de Contrato de Trabajo; ley 19.587 y dec. 351/79 y art. 44 inc. "e" (45, t.o. dec. 4444/93) del dec. ley 7718/71; y básicamente, expone los siguientes agravios:

    1. En el fallo se ignoró la conducta culposa en que incurrió el empleador, al no disponer de los elementos de protección o seguridad para eliminar o atenuar los riesgos de la tarea encomendada al actor en oportunidad de sufrir el primer accidente, y también por haberle ordenado en forma inmediata al alta médica la realización de trabajos pesados, exponiéndolo a sufrir —como realmente ocurrió— un nuevo infortunio.

    2. La decisión del tribunal a quo desconoció arbitrariamente la incidencia determinante de elementos que por sus características y modo de empleo resultaron objetivamente riesgosos, cuales fueron el levantamiento de un objeto de 150 kgs. en un caso, y en el otro los continuos golpes con una pesada maza.

    3. Habida cuenta que según lo dictaminara el perito médico, los hechos traumáticos aludidos tuvieron una acción preponderante en la patología del actor, no pudo válidamente el juzgador de origen desestimar la demanda por la imposibilidad de determinar el grado de incidencia de cada factor en la incapacidad resultante ya que, aun en el supuesto de concausalidad, hubiese correspondido establecer una indemnización acorde.

  3. El recurso, en mi opinión, debe prosperar.

    1. Cabe reseñar de los hechos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba