Pese a las dudas de la industria, agilizarán más importaciones

 
EXTRACTO GRATUITO

Lo que el Gobierno vende públicamente como una "agilización" de trámites o como la "desburocratización del Estado", parte del sector industrial lo percibe como un potencial "daño" a sus intereses y lo espera con máxima cautela. Pese a que la situación ya era descontada en el sector manufacturero, esta mañana se develará el verdadero impacto económico de un combo de normativas que el Ejecutivo publicará en el Boletín Oficial.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, anticipó ayer quizás una de las batallas que vendrán disimuladas en los cientos de decisiones escritas en lenguaje técnico. El foco estará principalmente en una resolución de la Secretaría de Comercio. En esa norma, el Gobierno dispone reducir la cantidad de bienes bajo régimen de licencias no automáticas de importación -una conocida traba a las compras en el exterior-, en momentos en que la industria se queja de atraso cambiario y falta de competitividad, y cuando el Indec informó en noviembre que el déficit comercial nominal del país es el peor en la historia (con relación al PBI, es similar al de 1998).

Cerca de Cabrera contaron a LA NACION que esta decisión abarcará insumos y productos que no se fabrican en el país o aquellos que ya estaban recibiendo autorización de importación en 48 horas, por lo que no generaban un problema. "Es mejor que esa aprobación sea automática", dijeron en esa cartera.

Consultados por LA NACION, en la Unión Industrial Argentina (UIA) descontaron que la decisión oficial tendrá un impacto. La magnitud es todavía un misterio. En la entidad que conduce Miguel Acevedo afirmaron que esperarán la publicación del decreto para analizar minuciosamente cómo afectan los cambios a los múltiples sectores que la UIA representa.

Según anticipó ayer Producción, se permitirá la importación de manera directa de 314 productos que se encuentran en la actualidad bajo el régimen de licencias no automáticas. Esto forma parte, informó la agencia estatal Télam, del "plan de desregulación de la economía, la reducción de trámites burocráticos y en cumplimiento de acuerdos alcanzados con los países miembros del Mercosur".

Según Cabrera, la reducción significará una sensible merma sobre "un universo de 1600 licencias no automáticas" existentes en la actualidad. En la etapa más proteccionista del kirchnerismo apenas superaban las 600.

La nueva nomenclatura alcanzará insumos como laminados de acero, aluminio semielaborado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA