El pesado costo de Aerolíneas Argentinas

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1031255-confirmo-el-gobierno-la-estatizacion-de-aerolineasel grupo demandó aportes del Estado por 3916 millones de dólares. Esto implica un promedio diario de 1,95 millones, suma que pesa sobre todos los contribuyentes y también sobre la inflación, ya que demanda emisión monetaria suplementaria.La primera pregunta es si se justifica tan alto subsidio hacia quienes viajan en avión en desmedro de otras necesidades más imperiosas. Esta duda se acentúa frente al fenómeno de una pobreza que no decrece. Nuestra respuesta es naturalmente negativa. De esta misma forma pensaron los gobiernos de Brasil y de Uruguay cuando decidieron no rescatar con fondos públicos las empresas Varig y Pluna, prescindiendo de argumentos chauvinistas, demagógicos o gremiales. En estos dos casos, como hubiera sucedido seguramente en la Argentina, no sólo la demanda aérea fue cubierta por otras empresas sin necesidad de dedicar fondos estatales, sino que, además, en el caso de Brasil, el transporte aéreo se duplicó.Una segunda observación se refiere a la eficiencia con que se ha administrado Aerolíneas Argentinas. Las pérdidas registradas no constituyen ningún rasgo característico ni estructural del negocio aerocomercial, como equivocadamente afirma la presidenta Cristina Kirchner. Menos aún cuando a una compañía se le reservan porciones del mercado limitando y trabando la competencia de otras empresas. En efecto, son conocidas las maniobras de discriminación aplicadas por las autoridades aéreas locales a otras compañías, en particular a LAN, a la que se le impide el uso de mangas, se intenta excluirla del Aeroparque y no se le permite aportar nuevas aeronaves para reforzar sus servicios. Además, Intercargo, controlada por Aerolíneas, modificó unilateralmente las condiciones de contratación vigentes con LAN.De esta manera, Aerolíneas se asegura el monopolio en aquellas rutas con las que se vanagloria de ser la única que las recorre. Dado ese monopolio, se da la paradoja de que esas rutas, en las que no compite, son las únicas donde no pierde dinero. ¿Por qué? Porque cobra tarifas altísimas abusando de su posición dominante.Desde la estatización, las tarifas de cabotaje de Aerolíneas no dejaron de subir, registrando desde entonces 12 aumentos, aplicándose precios más elevados en las provincias en las que se ha impedido la competencia. Y, pese a ello, la empresa pierde cada vez más dinero, al tiempo que se ha ido afianzando una Argentina subdesarrollada en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA