Peronistas y sindicatos se alejan de Macri

 
EXTRACTO GRATUITO

Peronismo y sindicatos se retroalimentan desde que Perón los concibió como hermanos mellizos. Los sindicatos influyen en los políticos peronistas, no importa si estos son kirchneristas, massistas o promotores de una nueva renovación. Todavía no se comprobó, en cambio, que los políticos del justicialismo inspiren las decisiones de los sindicatos, pero estos no son ajenos a los humores de los que tienen poder político dentro de ese partido. Mauricio Macri tropezó en los últimos días con uno de esos momentos en los que peronismo y sindicalismo parecen una misma constelación. ¿Fue consecuencia, como dicen algunos, de la caída del Gobierno en las encuestas? Puede ser, aunque las mediciones (48 por ciento de imagen positiva de la gestión) no muestran una administración débil. ¿O fue el resultado de las investigaciones judiciales que ponen en jaque a varios dirigentes gremiales por flagrantes delitos de corrupción? Es más probable. Para muchos dirigentes gremiales, no para todos, la peor amenaza es la cercanía de los jueces. Hay más sindicalistas que los que han caído entre rejas con fastuosas propiedades y con un tren de vida que no condice con la representación que exhiben.

El cuadro se agravó cuando apareció una grabación del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, con un mensaje, ofensivo y chabacano, enviado a una empleada doméstica de la casa que fue de su padre.

Triaca pidió disculpas. Cualquiera que lo conoce al ministro sabe que no es un hombre que usa esos métodos. Fue raro: era su voz, pero no era él. Aseguran que reaccionó de esa manera porque estaba siendo extorsionado, y es cierto que se conocieron capturas de pantalla del teléfono de la empleada que mostraban mensajes con indicaciones sobre reuniones políticas de Triaca. Son poco convincentes, sin embargo, las explicaciones que se escucharon sobre la designación de la empleada como interventora del SOMU, el sindicato de portuarios que lideraba el ahora preso Omar “Caballo” Suárez, en San Fernando. Los abogados de Suárez habrían instigado a la empleada, quien, de todos modos, el viernes firmó el acuerdo sobre su despido con la familia Triaca. La intervención durará hasta que el juez Rodolfo Canicoba Corral vuelva de sus vacaciones y homologue las elecciones del SOMU que se realizaron el 21 de diciembre. Se usó el voto electrónico por primera vez en la historia sindical, y ganó una lista muy alejada de Suárez. Suárez es uno de peores sindicalistas argentinos, pero el juez que le tocó es...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA