Un perfil comercial y con menos cargos, los planes de Solá para la Cancillería

Felipe Solá contempla entre sus primeras medidas como ministro de Relaciones Exteriores una serie de cambios estructurales en la Cancillería. El primero, y el más sustancial, será levantar el perfil económico de la cartera mediante la absorción del control del comercio exterior, que hoy depende del Ministerio de Producción. Solá considera que "no tiene sentido" que la Cancillería no tenga el manejo total de los intercambios comerciales con otros países.El futuro canciller incluso deslizó, la semana pasada, que el presidente electo, Alberto Fernández, podría cambiar el nombre del ministerio para darle mayor institucionalidad a la participación de la Cancillería en la economía. La cartera pasaría a llamarse Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.La designación de Solá para hacerse cargo del comercio exterior no es una decisión menor. Las relaciones comerciales de la Argentina con el mundo serán en los próximos meses tema de debates políticos relevantes, liderados por el futuro del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, que, si bien el gobierno de Mauricio Macri y Europa lo consideran cerrado, Solá asegura que se debe renegociar para evitar impactos negativos en la industria argentina. La Unión Europea ya planteó que es imposible volver a discutir la letra de un pacto que llevó más de 20 años de negociaciones.Para entrar en vigor, el acuerdo debe discutirse en todos los parlamentos. Según Solá, el texto no conseguiría los apoyos necesarios.La relación con Estados Unidos, que Fernández busca recomponer tras años de enfrentamientos con el kirchnerismo, también tendrá su capítulo en el comercio exterior, particularmente después de que el presidente Donald Trump anunciara la semana pasada el fin de un beneficio para la Argentina y la imposición de aranceles para el acero y el aluminio.El futuro canciller también buscará implementar cambios en la planta de la Cancillería. Aunque asegura que su intención no es forzar cambios masivos en los cargos y destaca la formación del personal diplomático, Solá quiere reducir la cantidad de cargos en el organigrama para agilizar la toma de decisiones. Según él, hay un exceso de gabinetes en el Palacio San Martín."Los secretarios y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR