Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala M, 2 de Mayo de 2022, expediente CIV 040182/2012/CA001

Fecha de Resolución 2 de Mayo de 2022
EmisorCamara Civil - Sala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

ACUERDO. En Buenos Aires, a los 2 días del mes de mayo del año dos mil veintidós, hallándose reunidos los señores jueces de la Sala “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, D.. M.I.B., Guillermo D.

González Zurro y C.A.C.C., a fin de pronunciarse en los autos “P., S.S. y otro c/Á., R. y otro s/ daños y perjuicios”, expediente n° 40.182/2012, la Dra. B. dijo:

I.S.S.P. demandó a R.F.Á. -primero a través de su progenitora y luego ejerciendo su propio derecho- por los daños y perjuicios producidos a raíz del siniestro ocurrido el 2 de junio de 2012. Relató que el día señalado, caminaba junto a su abuela por la avenida 9 de Julio de esta ciudad. Al llegar a la intersección con Av. De Mayo emprendieron el cruce por la senda peatonal. En esas circunstancias, fueron embestidos por un Renault Megane, dominio EZN-295, propiedad del demandado. Solicitó la citación de “Orbis Compañía Argentina de Seguros S.A.”.

La compañía aseguradora reconoció la ocurrencia del siniestro aunque difirió en la mecánica e invocó la culpa de la víctima como causal de exoneración (ver fs. 39/48). Si bien no expuso su versión de los hechos,

se remitió a lo que surge de la denuncia efectuada por su asegurado, la cual no acompañó pero si se reprodujo en su primera presentación en los autos acumulados “O.M.T. c/ R.C.A. s/ daños y perjuicios”, expte. n°24.781/2012, que para este acto tengo a la vista. De allí se desprende que los peatones habrían emprendido el cruce por detrás de un camión que se encontraba detenido, por lo que su aparición en la línea de marcha del automóvil habría sido repentina. También invocó como defensa una cláusula de exclusión de cobertura en virtud de que el rodado habría sido usado sin el consentimiento del asegurado.

El demandado no contestó el traslado de la demanda.

La sentencia dictada el 17-6-2021 admitió parcialmente la demanda e impuso las costas del proceso a los accionados. Fue apelada por el actor y la citada en garantía. El primero expresó agravios el 21-10-2021, los que no fueron contestados. O. fundó su recurso el 1-11-2021, que mereció la respuesta del actor presentada el 4-11-2021.

Fecha de firma: 02/05/2022

Alta en sistema: 03/05/2022

Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

Firmado por: G.G.Z., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

  1. No se encuentra en tela de juicio la atribución de responsabilidad, sino que la jurisdicción abierta con los recursos únicamente está

    vinculada con la procedencia de los daños y su cuantía.

    Es inequívoco que, de conformidad con las reglas del derecho transitorio, la responsabilidad civil se rige por la ley vigente al momento del hecho antijurídico que, en el caso, es el Código Civil y sus leyes complementarias. Sin embargo, el nuevo ordenamiento aprehende las consecuencias que al tiempo de su entrada en vigencia no se hallaban consumadas.1

  2. Me ocuparé de las quejas de las partes vinculadas con las partidas por las que prosperaron los reclamos.

    1. Incapacidad sobreviniente (Daño físico).

      Por incapacidad sobreviniente debe entenderse cualquier alteración del estado de salud física o psíquica de una persona que le impide gozar de la vida en la medida en que lo hacía con anterioridad al hecho, con independencia de cualquier referencia a su capacidad productiva 2. La protección de la integridad corporal y la salud estuvo implícitamente consagrada en la Constitución Nacional de 18533 y, explícitamente, en el art. 42 de la Carta Magna y a través de la incorporación de los tratados internacionales, en la modificación de 1994. Así, tal protección resulta, entre otros, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (art. 25.1: “Todo ser humano tiene el derecho a un nivel de vida que le permita a él mismo y a su familia gozar de salud y bienestar; tiene derecho a la seguridad en caso de desempleo, enfermedad, discapacidad, viudez,

      vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia”); del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (art. 12.1: “Los Estados se comprometen al reconocimiento de derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental”); de la Convención Americana de Derechos Humanos (art. 5.1: “Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral” y art. 11.1: “Toda persona tiene el derecho…

      al reconocimiento de su dignidad”); del art. 18 del Protocolo Adicional a la 1

      K. de C., A. “La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes”, en Rubinzal Culzoni, Santa Fe. 2015, p. 101; Z. de G., M., "Resarcimiento de daños" 2da Daños a las personas (integridad psicofísica),

      Ed. Hammurabi-José L.D.E., p. 473; G., J.M., “La responsabilidad civil y el derecho transitorio”, en rev. La Ley del 16- 11-20115, p. 3.

      2

      Alpa-Bessone, “Il fatti illeciti”, en Tratatto de D.P. (dir. Resigno), XIV-6, p- 9.

      3

      S.C.J.Mendoza, sala I, marzo 1-1993, “Fundación Cardiovascular de Mendoza c/Asociación de Clínicas de Mendoza” E.D. T. 153 pág. 163 con nota de S.A..

      Fecha de firma: 02/05/2022

      Alta en sistema: 03/05/2022

      Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

      Firmado por: G.G.Z., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

      Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

      Convención Americana en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (“Toda persona afectada por una disminución de sus capacidades físicas o mentales tiene derecho a recibir una atención especial con el fin de alcanzar el máximo desarrollo de su personalidad”).

      En la especie, P. fue trasladado en ambulancia desde el lugar del infortunio al Hospital Diego Thompson, donde diagnosticaron politraumatismos y fractura de pierna izquierda. Allí también se registra la colocación de un yeso (ver fs. 174/180).

      Según el perito médico, “producto de un impacto directo sobre el hueso en el accidente por movimiento anómalo sobre el tobillo que intereso el hueso escafoides en plano anterior y dorso del pie y del astrágalo en la torsión del mismo y choque con sus extremos distales de tibia y peroné que lo dejan expuesto en el sector anterior en la dorsiflexión del pie”. El tipo de fractura padecida es de tipo “Transversa”, causado por una fuerza lateral. En virtud de ello, estimó una incapacidad parcial y permanente atribuible al siniestro de 20%

      (15% por las secuelas de la fractura y 5% por reducción en la movilidad del tobillo) (ver fs. 270/277).

      En la faz psíquica, la licenciada designada de oficio, S.L.V.L., explicó que el siniestro constituyó una situación estresante respecto de la cual P. no tenía herramientas para manejarla. Al momento de la entrevista demostró sentimientos de indefensión y no podía evitar o resolver esas situaciones de adversidad. Concluyó en que el actor necesitaba reforzar su autoestima para poder desempeñarse como un adulto independiente, para lo cual recomendó la realización de un tratamiento terapéutico. A pesar de todo lo expuesto, no expresó que el entrevistado padeciera secuela incapacitantes de tipo permanente (ver fs. 186/191).

      El art. 477 del Código Procesal establece que su fuerza probatoria será estimada por el juez teniendo en cuenta la competencia del perito,

      los principios científicos o técnicos en que se funda, la concordancia de su aplicación con las reglas de la sana crítica, las observaciones formuladas por los consultores técnicos o los letrados, conforme a los arts. 473 y 474 -de ese mismo código- y los demás elementos de convicción que la causa ofrezca.

      En la especie la citada en garantía -que no impugnó la pericia- pretende que se revoque -y en subsidio se reduzca- la indemnización esgrimiendo como fundamento principal que la incapacidad ponderada en el fallo apelado no es enteramente atribuible al siniestro. Sin embargo, el perito, que tuvo Fecha de firma: 02/05/2022

      Alta en sistema: 03/05/2022

      Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

      Firmado por: G.G.Z., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

      a la vista los estudios complementarios solicitados a fs. 210, aclaró expresamente que la incapacidad referida guarda relación causal con el siniestro, explicando el razonamiento a través del cual arriba a esa conclusión, todo lo que a su vez se corresponde con la historia clínica ya mencionada, remitida por el Hospital D.T..

      Entonces, desde que este extremo no fue planteado en la anterior instancia y no se ve rebatido por ningún otro elemento de prueba incorporado en la causa, a fin de evaluar si el monto resulta elevado o reducido tendré en cuenta el 20% de incapacidad física diagnosticado. Además, ante el dictamen pericial que razonablemente permite establecer una relación de causalidad entre el accidente y las lesiones comprobadas, incumbía a los accionados la carga de acreditar que dichas dolencias tenían un origen distinto 4,

      carga ésta que no cumplieron.

      Por último, no tiene razón la compañía aseguradora al sostener que admitir la presente partida y los gastos de tratamiento psicológico importaría indemnizar dos veces a la víctima. Ello es así pues, en el presente renglón, la a quo indicó expresamente que sólo consideraría la incapacidad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR