Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii, 8 de Mayo de 2019, expediente CNT 066315/2014/CA001

Fecha de Resolución: 8 de Mayo de 2019
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA VII 66315/2014 SENTENCIA DEFINITIVA Nº 53925 CAUSA Nro. 66.315/2014 SALA VII - JUZGADO Nº 43 En la Ciudad de Buenos Aires, a los 8 días del mes de mayo de 2019, para dictar sentencia en estos autos: “PEREZ PABLO ARIEL C/ NEPHROLOGY S.A. . S/

DESPIDO” se procede a votar en el siguiente orden:

LA DOCTORA G.L.C. DIJO:

I.La sentencia de primera instancia, que rechazó la demanda ha sido apelada por la parte actora a tenor del memorial de agravios obrante a fs. 196/202 que recibiera oportuna réplica a fs.204/211.

  1. La parte actora afirma que la sentencia le causa agravio porque el Juez “a quo” afirma que la parte demandada habría logrado revertir la presunción establecida por el art. 23 de la L.C.T. y habría conseguido probar que las tareas que realizaba el actor para la demandada no constituían una relación laboral. Sostiene, en lo que interesa y en síntesis, que el juez “a quo” esgrime como parte de su fundamento para arribar a dicha conclusión entre otras cosas que las facturas que emitía el actor para la demandada no eran correlativas, argumento totalmente erróneo, arbitrario y falso dado que si observa la pericia contable realizada en autos es claro que la mayoría de las facturas del actor eran correlativas. Agrega que según lo informado por la contadora la mayoría de las facturas son correlativas, y sin perjuicio de ello afirma que no es un elementos indispensable para la existencia de una relación laboral la exclusividad de prestación de tareas a un único empleador, ya que lo que determina la existencia o no de una relación laboral es que se verifiquen los tres requisitos que establece el derecho laboral, subordinación técnica, económica y jurídica.

    Se agravia también de la valoración de los testimonios y agrega que el actor estaba todo el día dentro de la empresa cumpliendo un horario de trabajo y a las órdenes de las instrucciones que le daba la demandada, cumpliéndose claramente los caracteres típicos de una relación laboral subordinación técnica, jurídica y económica.

    Ahora bien, el actor en su inicio refiere que ingresó a laborar para la demandada el 1 de diciembre del 2002 manteniendo dicha relación bajo la modalidad “en negro”. Que prestaba servicios de lunes a viernes de 9 a 18 hs. Realizando las tareas que detalla a fs. 5 vta. Aduce que recibía órdenes del gerente administrativo Sr. M.C., de la Sra. Estela P. y de las personas que trabajaban en tesorería.

    Manifiesta que el día 17 de enero del 2014 fue despedido sin aviso previo y que se lo citó a una reunión con su gerente el Sr. M.C. y un abogado de la firma amenazándolo que si no enviaba un telegrama de renuncia no le abonarían los salarios.

    Solicita la nulidad de la renuncia, y a continuación transcribe el intercambio telegráfico.

    Fecha de firma: 08/05/2019 Alta en sistema: 09/05/2019 Firmado por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA