Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 7 de Marzo de 2018, expediente CNT 039098/2011/CA001

Fecha de Resolución: 7 de Marzo de 2018
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 111939 EXPEDIENTE NRO.: 39.098/2011 AUTOS: PÉREZ MOMBLANC CARMEN BEATRIZ c/ S.A. LA NACIÓN s/

DESPIDO”

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En Buenos Aires, a los 7 días de Marzo del 2018, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos y para dictar sentencia definitiva, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo a los fundamentos que a continuación se exponen:

El Dr. M.Á.M. dijo:

I) Contra la sentencia de primera instancia de fs. 442/52, dictada por la Dra. S.G., que receptó parcialmente la pretensión actoral, se alza la señora P.M. a tenor del memorial de fs. 453/57, cuya réplica obra a fs. 473/75, y, también, la entidad accionada, quien lo hace a mérito del recurso de fs. 458/62, replicado por la contraria a fs. 469/72. A fs. 463 y 464, respectivamente, la perito médica psiquiatra y el perito contador, apelan la cuantía de los honorarios regulados a su favor, por entenderla reducida.

II) Arriba firme a esta instancia que la accionante se desempeñó en favor de S.A. La Nación entre el 24/4/1989 y el 23/07/2010, cuando fue despedida sin causa; se halla fuera de controversia, también, que, luego de la ruptura del vínculo, la entidad demandada le abonó a la señora P.M. $210.184,78 en concepto de indemnizaciones y demás rubros de liquidación final.

III) La trabadora, que, en su escrito inicial, básicamente, adujo que su despido fue discriminatorio y reclamó el pago de diferencias salariales e indemnizatorias derivadas de la falta de inclusión de los rubros “gratificación trimestral” y “medicina prepaga” en la base de cálculo que la accionada utilizara para modular su liquidación, y una reparación en concepto de daños y perjuicios; cuestiona que la magistrada a quo no hiciera lugar a dicha indemnización adicional y que desestimara la sanción del art. 2 de la ley 25.323.

Fecha de firma: 07/03/2018 Alta en sistema: 22/03/2018 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20216691#200410984#20180308084833840 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA II S.A. La Nación, por su parte, objeta, que la Dra. G. la condenara a abonar las diferencias reclamadas en la demanda, el progreso de la multa del art. 80 de la LCT, y la cuantía de los intereses fijada en la sede anterior.

Por razones de orden metodológico, trataré, en primer lugar, el recurso de apelación que deduce la señora P.M..

IV) Explicó la reclamante, en el escrito inicial, que su ex empleadora, luego de apercibirla por haber participado, en 2009, en asambleas gremiales en su lugar de trabajo, desplegó un accionar discriminatorio y hostil, que conllevó que, bajo presiones y amenazas, se modificara su horario de labor a fin de impedirle que desarrollara su carrera profesional como docente, y que, finalmente, culminó con la ruptura injustificada de la relación laboral (fs. 7 y 16). La demandada, en su defensa, negó

tales acusaciones, y aseveró que el despido de la señora P.M. nada tuvo que ver con su participación en actividades de índole gremial.

Cinco fueron los testigos que declararon a propuesta de la parte actora: G.B. (fs. 197/200), A.S. (fs. 201/04), J.G. (fs. 210) y C.V. (fs. 211/12) y C. de M. (fs. 268/69).

La primera, que refirió ser empleada de la entidad accionada desde 1978, sostuvo que, en los “últimos dos años” “se modificó [su] horario”

de labor y la pretensora, que inicialmente cumplía tareas de 9,00 a 16,00 hs.- y pasó a trabajar de “13,00 a 20,00 hs” porque “la persona que estaba en ese horario, (…), de apellido C., pasó a otro sector, el [de] revista, y [quien] debía ocupar el puesto (…), M.P., no podía cumplir ese horario por sus estudios en la universidad, [y]

entonces se le solicitó a la actora y a A.I. que cubrieran los puestos hasta las 20,00 hs.”. Agregó que, ante la “alteración de los horarios” P.M. formuló

reclamos verbales, a través de la comisión interna, mediante cartas a “jefatura”, a “directivos” y a “recursos humanos”, a fin de que se reacomodaran sus tareas para poder “establecer su actividad docente fuera de su horario de trabajo”, y que, “posteriormente”, en una reunión en la que participó la dicente, el gerente de recursos humanos, P.D., le informó su desvinculación. Sostuvo que, por ser delegada gremial, tenía conocimiento de que la reclamante, al igual que el resto de los involucrados, había sido apercibida por participar en las asambleas y actividades sindicales que tuvieron lugar “cuando se produjo el conflicto de la tercerización el call center”.

A.S., que también dijo ser empleado de S.A.

La Nación y miembro de la comisión interna gremial, expuso que, aunque no hubo un cambio formal de horario de labor, “lo real era que la hacían ir a la actora en distintos horarios y distintos días en función de las necesidades”, “del volumen, el día” y los avisos, y que lo mismo sucedía con su compañera; señaló, asimismo, que, a partir de 2009 se disolvió la oficina de “back office”, donde trabajaba la señora P.M., y que quienes trabajaban allí, “quedaron en una situación precaria, siempre implícitamente bajo Fecha de firma: 07/03/2018 amenaza de que iban a disolverla”, y que, por Alta en sistema: 22/03/2018 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA eso, había un “trato coercitivo”. Aseveró

Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20216691#200410984#20180308084833840 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA II que la accionante “tuvo un apercibimiento por una acción gremial” que fue “discutida y rechazada”, y que dejó de trabajar porque, “a lo último, la jefatura la trataba mal” –de lo que dijo tener conocimiento porque se “hicieron varios reclamos ante el departamento”-.

C. diM. declaró que, por ser compañero de trabajo de la actora y delegado gremial, sabía que había tenido variaciones intempestivas en su horario de trabajo, que “la jefatura le pedía que se quedara a cerrar el turno de la noche”

y que P.M. había sido apercibida “por participar en una asamblea dentro del diario”, “aproximadamente en (…) 2008 o 2009”; refirió, por último, desconocer las razones de su desvinculación.

Los médicos J.G. y C.V., en su oportunidad, reconocieron los certificados que suscribieran y que se encuentran agregados en el sobre de fs. 54, y expusieron sucintamente las circunstancias que motivaron la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba