Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 31 de Marzo de 2023, expediente CNT 013155/2012/CA001

Fecha de Resolución31 de Marzo de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA

I

SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA NRO. 13155/2012/CA1

AUTOS: “PEREZ LUIS EDUARDO C/ TRANSPORTES CAMPOS S.A. Y OTROS S/

ACCIDENTE - ACCION CIVIL”

JUZGADO NRO. 48 SALA I

En la Ciudad de Buenos Aires, en la fecha de registro que figura en el Sistema Lex100, la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo procede a dictar sentencia en la causa del epígrafe y con arreglo al siguiente orden, conforme los resultados del sorteo efectuado:

El Dr. E.C. dijo:

  1. Contra la sentencia del 25 de octubre del 2021, se alza la parte actora, a tenor del memorial de agravios presentado en fecha 03.11.2021. Asimismo, la representación letrada de dicha parte se agravia por los honorarios regulados a su favor, por estimarlos exiguos.

  2. El Sr. L.E.P. inició la presente demanda contra Transportes Campos S.A.; Á.C.; A.V. y Glenmark Generics S.A. -en lo sucesivo,

    Glenmark, sin más- a los fines que se indemnicen tanto las consecuencias de la finalización del vínculo laboral como las secuelas incapacitantes que alegó padecer como corolario del débito profesional desarrollado para las codemandadas.

    El actor indicó en su escrito constitutivo que comenzó a laborar a favor de Transporte Campos SA el día 16.01.2009 al margen de todo registro, y que realizaba tareas acordes a la categoría “chofer de segunda”, conforme lo dispone el CCT 40/89 aplicable a la actividad. Señaló que su función exclusiva consistía en transportar mercadería perteneciente a la codemandada G. hacia diversos destinos sanitarios debiendo, además, cargar y descargar los objetos a repartir. Señaló que esa labor le provocó el cuadro de lumbalgia que en la actualidad padece y a raíz de la cual presenta una disminución laborativa del 10% de la total obrera que, según afirmó, debe ser adicionada a la lesión padecida en la faz psíquica.

    Asimismo, describió haber desarrollado sus labores en una jornada superior a la legal y que, una vez por semana, repartía mercadería a destinos tales como Junín, Bahía Blanca, Azul (Provincia. de Buenos Aires), así como a las provincias de R., Córdoba,

    S.d.E., S.M. de Tucumán y Corrientes. Refirió que tales labores le insumían el recorrido de distancias que alcanzaban aproximadamente los 2.500 kilómetros por semana. En lo atinente a la remuneración percibida, el Sr. P. señaló que percibía una suma considerablemente menor a la que establecía el convenio colectivo indicado. En estas Fecha de firma: 31/03/2023

    Alta en sistema: 03/04/2023

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    condiciones, indicó que el vínculo finalizó el 29.04.2011, sin haber mediado comunicación de las partes.

    En cuanto a las personas humanas demandadas, Sres. Á.E.C. y A.R.V., fundó su responsabilidad en la ley 19.550 y la de Glenmark por las disposiciones del art. 30 de la LCT.

    En lo atinente a la acción civil deducida, entendió que la actividad desplegada a diario resultó subsumible en las previsiones del art. 1113 del Código Civil - en aquél entonces vigente- y que las accionadas son responsables en los términos del art. 1109 y concordantes del citado código y del art. 75 de la LCT.

  3. Establecida dicha plataforma, donde la relación aunada entre las partes finalizó

    por voluntad concurrente, la sentenciante de grado desestimó el reclamo fundado en diferencias salariales y difirió a condena los rubros correspondientes al sueldo anual complementario; vacaciones; salarios impagos; ropa de trabajo y la multa art. 80 LCT.

    El Sr. P. se queja porque se rechazó el reclamo de diferencias salariales reclamadas con fundamento en los arts. 3.1.2 y 4.2.3 del convenio colectivo aplicable. Para fundar su petición, postula que las testificales aportadas por los Sres. Campos, M. y Sumbay dan sustento a su postura relacionada con la cantidad de kilómetros que debe recorrer un chofer para percibir las partidas reclamadas: afirmaron que transportaba mercadería al interior del país una vez por semana y que superaba los 2.500 kilómetros recorridos en esa misma fracción de tiempo, tal como fue denunciado por su parte en la demanda. Expresa que esta última circunstancia, habilitaría el pago que, conforme el art. 4.2.3

    ya mencionado, se elevaba a $0,20014 por kilómetro, ecuación que arrojaría un total de $560

    por semana.

    A los fines de dar correcto tratamiento al agravio deducido, corresponde señalar primeramente que al iniciar demanda, el Sr. P. indicó que percibía la suma mensual de $2.000 por fuera de toda registración y que dicha suma daba lugar a su reclamo por diferencias salariales en atención a que no se respetaron los mínimos convencionales. Justificó

    tal postura al indicar que el salario básico para el año 2011 ascendió a la suma de $2668; que al realizar labores a más de 100 kilómetros del lugar de trabajo debió percibir la suma de $560

    semanales en concepto de “horas extras por kilometraje”; que para solventar la “comida” debió

    recibir la suma de $40,84 por cada día de trabajo y que, por encontrarse fuera de su “residencia habitual”, se le debió abonar la suma de $75,53 por día. Estos rubros sumados,

    dieron origen a la remuneración mensual, normal y habitual pretendida que, en visión del actor,

    debió ascender a $7450.

    La Sra. Jueza de grado comprendió que no debían prosperar las diferencias pretendidas según la categoría pretendida. Para tal fin, indicó que “el art. 3.1.2. del citado convenio -aplicable a la relación laboral habida- describe al ´Conductor de Larga Distancia´

    como ´…aquel que se encuentre afectado exclusivamente a la conducción de vehículos cuyo recorrido exceda los cien (100) kilómetros del lugar habitual de trabajo´. Así pues, de los Fecha de firma: 31/03/2023

    Alta en sistema: 03/04/2023

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA

    I

    términos de la demanda se desprende que el Sr. P. alegó que laboraba de lunes a viernes y los días sábados -en los horarios indicados- y que, una vez por semana, hacía recorridos al interior del país, a ciudades tales como Junín, Bahía Blanca, Azul, R., Córdoba, Santiago del Estero, entre otras. De modo tal que, de acuerdo con lo expuesto, las tareas desempeñadas no resultan encuadrables en la categoría solicitada ya que -como luce evidente- se advierte que el convenio hace referencia a aquellos conductores que realizan exclusivamente recorridos mayores a 100 km. del lugar de trabajo, mientras que el actor alegó

    que realizaba ese tipo de viajes una vez a la semana”.

    Pues bien, lo cierto es que la norma convencional 40/89 establece que quienes conducen vehículos cuyo recorrido exceda los 100 km en relación con su lugar de trabajo de modo exclusivo, deben ser calificados como choferes de transporte de larga distancia y percibir los salarios correspondientes a la primera categoría de conductor más los adicionales correspondientes que para este personal en especial establece la aludida convención (v.

    puntos 3.1.2 y 4.2.2 del CCT), sustento jurídico que valida la decisión adoptada en grado..

    La categorización que P. pretende como “chofer de larga distancia” a los fines de hacerse acreedor de las partidas reclamadas, no puede tener favorable acogida en razón de que los términos de la apelación no otorgan suficiente sustento para revertir la decisión de grado que, en su esencia, acogió la directriz de la norma convencional referida. Asimismo, y aun soslayando dicho escollo adjetivo, no puede dejar de observarse que la propia postura del actor y las testificales que trae a colación a los fines de validar su tesitura, no hacen más que resaltar que la decisión adoptada en grado luce correcta.

    Digo ello pues la normativa convencional refiere, mediante un vocablo que no otorga lugar a dudas ni interpretaciones disímiles, que percibirá aquellas partidas aquí

    reclamadas, aquel chofer que exclusivamente realice distancias mayores a 100 kilómetros de la sede empresarial. Resaltar el vocablo “exclusivamente” tiende a exteriorizar que resultaría forzado recurrir a pautas interpretativas que se desentienden del contexto, máxime si no existe ambigüedad ni oscuridad en el término empleado por la normativa legal. Como lo ha señalado la Corte Federal, el primer método de interpretación al que debe acudir la judicatura es el literal, conforme al cual debe atenderse a las palabras de la ley (Fallos: 344:307), las que deben considerarse empleadas en su verdadero sentido, en el que tienen en la vida diaria,

    partiendo de la base de que no son superfluas, sino que han sido empleadas con algún propósito, sea de ampliar, limitar o corregir los conceptos (Fallos: 200:165).

    Por ello, no caben dudas –conforme lo expone el propio actor y lo ratifican las testificales que aquí reivindica- que aquellos destinos que traspasaban dicha distancia, sólo eran visitados por el Sr. P. una vez por semana. Como ya se expresó, en la demanda, el actor manifestó que “una vez por semana hacía el recorrido al interior del país” (v fs. 11 vta.).

    Por su parte, C. señaló que “…los choferes eran en Capital, Gran Buenos Aires e Interior del país”; M. dijo que “..nos tocaba todo Buenos Aires y por ahí habíamos el Interior.

    Fecha de firma: 31/03/2023

    Alta en sistema: 03/04/2023

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    del interior podíamos hacer Junín, Bahía Blanca, Córdoba…” y Sumbay indicó que “…el actor distribuía la mercadería en capital y una vez por semana en el interior”.

    En esta inteligencia, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3.1.2 del citado convenio, la categorización del actor como “chofer de larga distancia” no resultaba ajustada a derecho, por cuanto aquél no se “encontraba afectado exclusivamente a la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR