Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 4 de Febrero de 2020, expediente CNT 055416/2013

Fecha de Resolución 4 de Febrero de 2020
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VIII

55416/2013

JUZGADO 79

AUTOS: “P.J.S. (1/2) c. PROVINCIA ART SA s.

ACCIDENTE – LEY ESPECIAL”

En la Ciudad de Buenos Aires, a los 04 días del mes de FEBRERO de 2020 , se reúnen en acuerdo los jueces de la S. VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR VICTOR A. PESINO DIJO:

  1. La sentencia de primera instancia rechazó la acción iniciada contra la ART, lo que provocó la impugnación de la actora a tenor del escrito obrante a fs.

    158/160.

  2. El agravio central de su parte gira en torno al rechazo de la acción.

    Adelanto mi postura contraria a la recurrente. Me explico.

    El trabajador inició acción pretendiendo el cobro de indemnizaciones, refiriendo que el daño que padece fue ocasionado por las tareas realizadas, de las que tomó

    conocimiento vigente la relación y por la cual se realizó una junta médica ante la Secretaría de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, sita en la localidad de Quilmes.

    Fecha de firma: 04/02/2020

    Alta en sistema: 10/02/2020

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: S.D.M., SECRETARIO

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Ahora bien, más allá de que la queja resulta desierta, ya que no constituye una crítica razonada al fallo en análisis, corresponde recordar que, habiendo sido desconocidos los hechos relatados en el escrito inicial, correspondía a la parte interesada acreditar la existencia de los presupuestos que le permitieran arribar a una sentencia favorable. En este sentido, esta S. ha dicho que rigen en el proceso laboral las reglas del onus probandi. Era carga del accionante acreditar el presupuesto de su pretensión.

    Ello no implica someterlo injustamente, ni en violación del principio in dubio pro operario y del orden público laboral. La decisión de demandar deber ser precedida por una evaluación técnica de los elementos con que se cuenta para acreditar los hechos respecto de los cuáles existirá, presumiblemente, controversia. Afirmado un hecho relevante por el actor, pesa sobre él la carga de probarlo, lo que no significa imponerle alguna actividad, sino el riesgo de que su pretensión sea desestimada, si el hecho no resulta, de alguna manera, acreditado.

    En consecuencia, era carga del trabajador acreditar las tareas, para poder...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR