Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 14 de Noviembre de 2016, expediente CNT 049335/2011/CA001

Fecha de Resolución14 de Noviembre de 2016
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 109630 EXPEDIENTE NRO.: 49335/2011 AUTOS: P.E.A. c/ ICT SERVICES OF ARGENTINA S.A.A Y OTROS s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 14 de noviembre de 2016, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar en forma parcial a las pretensiones salariales, indemnizatorias y sancionatorias deducidas en el escrito inicial contra ACC GROUP S.A., y en cambio rechazó el reclamo por diferencias salariales y la acción deducida contra HSBC Bank Argentina S.A., Telecom Personal S.A. y Banco de Galicia y Buenos Aires S.A..

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso recurso de apelación la parte actora, en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravios (358/360).

Al fundamentar el recurso, el actor apelante se agravia porque el a quo rechazó el reclamo por diferencias salariales fundado en la incorrecto registro de su categoría laboral, y por el rechazo de la acción dirigida contra las codemandadas mencionadas precedentemente y la imposición de costas a su respecto. Asimismo, se queja por la tasa de interés establecida por el “a quo” para el período anterior al 20/5/2014.

Los términos del recurso de la parte actora imponen señalar, en primer término, que el Dr. B.G. admitió que el accionante se encontró

registrado en una categoría laboral distinta a la que le correspondía y, en consecuencia, justificó la decisión extintiva adoptada por P. y difirió a condena las indemnizaciones legales correspondientes. Sin embargo, desestimó el reclamo por diferencias salariales incluido en la demanda y fundado en la incorrecta categorización del trabajador porque, según argumentó, el pretensor se limitó a referenciar que le abonaron la remuneración conforme una categoría incorrecta, consignando un importe global en la liquidación y omitiendo explicar las pautas para la determinación del monto con claridad suficiente.

Fecha de firma: 14/11/2016 Agregó que “cuando se demanda el pago de diferencias salariales es menester indicar el Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20009282#164970644#20161115130100216 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II importe no abonado, individualizando período por período, los aumentos adicionales correspondientes, no siendo suficiente el reclamo meramente global, máxime que en el período reclamado, fruto de la negociación colectiva se registraron aumentos del salario básico y de las denominadas sumas no remunerativos que tampoco fueron detallados y fueron variando mes a mes” (ver fs. 354 considerando

V. ap. b).

Al expresar agravios, al margen de las consideraciones sobre la duración del proceso, el recurrente se limita a señalar que el fallo resulta incongruente y contradictorio porque por un lado el “a quo” consideró probado que el actor se encontraba incorrectamente registrado en su categoría y para el cálculo de los diversos conceptos diferidos a condena utilizó el básico y adicionales previstos por el CCT 130/75 para la categoría de “vendedor B”; y, por el otro lado, desestimó las diferencias reclamadas en base a la irregularidad registral apuntada cuando podría haber determinado fácilmente la diferencias debidas teniendo en cuenta el salario base de $2.295 –fijado en grado- y lo percibido por P. a la fecha del distracto.

Así expuesta la cuestión entiendo que la crítica ensayada por la parte actora -y sin que esto implique desmerecer en modo alguno la labor profesional del letrado que suscribe la presentación-, no cumplimenta el recaudo de admisibilidad formal previsto en el art. 116 de la L.O. porque aunque receptan los fundamentos en que se sostiene la sentencia que antes reseñara, sus cuestionamientos contra éstos se basan en consideraciones de carácter genérico que no llegan a constituir una crítica concreta y razonada de las partes de la sentencia que se estiman equivocadas.

Creo conveniente recordar aquí que la expresión de agravios debe constituir una exposición jurídica que contenga el análisis serio, razonado y crítico de la sentencia recurrida, a través de argumentos tendientes a descalificar los fundamentos en los que se sustenta la solución adoptada en el decisorio, mediante...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR