Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 24 de Agosto de 2016, expediente CNT 022273/2010/CA002 - CA001

Fecha de Resolución:24 de Agosto de 2016
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii
 
EXTRACTO GRATUITO

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 109267 EXPEDIENTE NRO.: 22273/2010 AUTOS: P.E.N. c/ AGRUP. PARA LA ADMIN. DE CONT. DE ONCOL. Y TRAT. ESPEC. A.C.E Y OTROS s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 24 de agosto de 2016 , reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar en forma parcial a las pretensiones salariales, indemnizatorias y sancionatorias deducidas en el escrito inicial.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpusieron sendos recursos de apelación la parte actora, Pfizer SRL y Agrupación para la Administración de Contratos de Oncología y Tratamientos Especiales A.C.E., en los términos y con los alcances que explicitan en sus respectivas expresiones de agravios (fs. 621/628, 630/631 y fs. 632/635).

A. fundamentar el recurso, la parte actora se agravia porque el Sr. Juez a quo rechazó el reclamo de horas extra. Refiere que la sentencia tiene defectos, omisiones e incongruencias y que, al momento de establecer los montos diferidos a condena, no se advierte qué rubros han sido procedentes. Sostiene que el sentenciante impuso un descuento extra-contencioso a los créditos reconocidos.

Agrupación para la Administración de Contratos de Oncología y Tratamientos Especiales A.C.E cuestiona que el Sr. Juez a quo considerara acreditada la fecha de ingreso denunciada en el escrito de inicio y que viabilizara el incremento previsto en el art. 1 de la ley 25.323. A su vez, cuestiona la condena al pago de la indemnización prevista en el art. 80 de la LCT, liquidación final, rubros salariales y adicional por título.

Objeta la condena en forma solidaria a las restantes codemandadas. Se agravia porque no se aplicó el tope indemnizatorio previsto en el art. 245 de la LCT. Finalmente, apela la imposición de costas.

La parte demandada Pfizer SRL se adhiere a la expresión de agravios de Agrupación para la Administración de Contratos de Oncología y Tratamientos Especiales A.C.E. Cuestiona la condena solidaria dispuesta en su contra, por apartarse de Fecha de firma: 24/08/2016 lo establecido en el art. 373 de la ley 19.550.

Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20424199#158378199#20160824104600911 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método expositivo que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios expresados por ambas partes del modo que se detalla a continuación.

La parte demandada se agravia porque el sentenciante de grado consideró acreditada la fecha de ingreso invocada en el escrito de inicio; y, a mi juicio, no asiste razón a la recurrente.

Los términos de los agravios imponen señalar que la actora denunció en la demanda que comenzó a trabajar para la demandada el 22/09/97 (ver fs.

6vta.). A su vez, la demandada Agrupación para la Administración de Contratos de Oncología y Tratamientos Especiales A.C.E, en el responde, afirmó que la actora ingresó

el día 01/01/99 (ver fs.140).

La testigo P. (fs. 336), dijo que era compañera de trabajo de la actora, que la dicente ingresó a la empresa en septiembre de 1997 y que la accionante estaba organizando las cuestiones, los puestos y las tareas que iba a ocupar cada uno.

Aclaró que “empezamos juntas con la actora”.

M. (fs. 382), refirió ser compañero de trabajo de la accionante, y que ésta ingresó a trabajar el 16/09/97 porque fue cuando se creó el centro, que empezaron a trabajar físicamente ese día. Si bien advierto que invocó que la actora ingresó unos días antes a la fecha de inicio invocada en la demanda, es indudable que aporta evidencia a partir de su conocimiento directo y personal de que la actora ingresó en una fecha anterior a la registrada por la demandada.

No existe razón para descalificar los testimonios de P. y M. referidos al momento a partir del cual vieron a la actora trabajar para la demandada.

Nada prueba en autos que sus manifestaciones referidas a la cuestión analizada sean falsas; ni está demostrado que tuvieran algún grado de enemistad, animadversión, o rencor personal hacia la demandada o sus directivos que los indujera a declarar del modo en que lo hicieron. Ello me persuade que ambos testigos no han declarado en esta causa con el deliberado ánimo de perjudicar a la demandada sino, simplemente, diciendo la verdad.

Valorados en conjunto y a la luz de las reglas de la sana crítica los testimonios de P. y M. (conf. art. 386 C.P.C.C.N. y 90 L.O.), su concordancia y uniformidad me llevan a aceptar la evidencia que surge de sus dichos acerca del año en el cual la actora comenzó a trabajar para la demandada y de que la relación se estableció con mucha anterioridad a la fecha registrada por la empleadora (01/01/99). Ello deja claramente evidenciado que la documentación emitida por la demandada contiene datos falsos sobre la verdadera fecha de inicio de la relación; y ello lleva a concluir que la empleadora no ha exhibido un correcto registro del vínculo. Tal circunstancia, indudablemente, genera la presunción del art. 55 de la LCT en favor de la fecha de ingreso Fecha de firma: 24/08/2016 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20424199#158378199#20160824104600911 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II invocada en el escrito inicial. Unida la evidencia que emerge de los testimonios de P. y M. al efecto propio de la presunción, cabe concluir que la actora ingresó a trabajar para la demandada el 22/09/97, por lo que corresponde confirmar la sentencia en este punto y desestimar el agravio sub examine.

El agravio de la demandada que gira en torno a la viabilización del incremento previsto en el art. 1 de la ley 25.323, no puede tener acogida a la luz de la solución propiciada con relación a la cuestión antes analizada.

La parte actora sostiene que se omitió un pronunciamiento expreso respecto del encuadramiento convencional de la actora y su categoría. En el recurso, invocó indistintamente el CC 462/06 y el CC 426/06 (ver fs. 621 vta.) en virtud de su articulación.

La actora sostuvo en la demanda que realizaba funciones como coordinadora en atención a su competencia profesional especializada como licenciada en administración de servicios de salud y que correspondía que la accionada le abonara el salario y los adicionales previstos en el C.C.T. 462/06 y 426/06 (ver fs. 6vta. y 13). La demandada Agrupación para la Administración de Contratos de Oncología y Tratamientos Especiales ACE negó en autos que dicho convenio resultara aplicable a las relaciones con su personal (ver fs. 142). A su vez, de fs. 135 se desprende que la actora estaba registrada como supervisora fuera de convenio, por lo que a cargo de P. se encontraba acreditar los extremos que permitiría viabilizar su pretensión (art. 377 CPCCN).

No se trata de discernir aquí si la accionante estaba o no representada por el sindicato o unión que suscribió el referido convenio (encuadramiento sindical que sólo puede efectuar el órgano administrativo competente); sino, concretamente, de una cuestión de encuadramiento convencional a cuyo efecto, no sólo es necesario saber si la entidad sindical signataria ejercía la representación de los trabajadores del sector sino, además, si la entidad demandada suscribió el convenio en forma directa o estuvo representada por otra que asumía ese rol (el de representante) en la actividad. Tal como he sostenido al expedirme en autos "M.C.F. C/ Galeno Argentina S.A. S/ Diferencias de Salarios" (Sent. D.. N° 95.109 de fecha 10-7-2007 del registro de esta Sala), no puede resultar aplicable a las relaciones de una determinada empleadora con su personal un convenio colectivo que no suscribió y en cuya celebración no estuvo representada (ver asimismo CNAT, S.I., 31-10-86, sent. 53359, “Busso C/

Vialco SA”; S.V., 27-10-80 “Odear c/ Constructora Salto Grande SA” en T. y S.S.

1981, pág. 24; S.V., 30-12-87 sent. 40516 “Landaburo, W. c/ Amadeo Quiroga Transportes SA”; ver esta S. in re “G.S.A. c/ R.H.. SA s/ despido SD 99.112 del 8/4/11; “F.P.A. c/ Cooperativa de Trabajo General Don José de San Martín Ltda. y otros s/ despido” SD 99.511 del 18/8/11; “M., D. c/ Atento Argentina SA s/ despido” SD 99.571 del 31/8/11”).

Fecha de firma: 24/08/2016 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20424199#158378199#20160824104600911 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II La circunstancia de que una entidad gremial ejerza la representatividad de cierto grupo de trabajadores no implica que los convenios colectivos que celebra con alguna o algunas entidades patronales o empresariales, hayan de valer para cualquier empleador, de cualquier actividad que fuere, porque la representación válida de éste es requisito básico para ello, en los términos del art. 9 de la ley 14250 (conf. CNAT, S.V., 29-10-93, “Federación Unica de Viajantes de la R.A. c/ E.A.S.”, comentado por R.M. en D.T. 1994-A, pág. 212). Por otra parte, esta Cámara en el fallo plenario N.. 36 in re “R. c/ Química Estrella” estableció que “En los casos en que el empleador tenga a su servicio trabajadores que realicen tareas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA