Las percepciones del mundo

 
EXTRACTO GRATUITO

Contengo la respiración, pero es en vano; me resulta imposible hacerme la idea de cómo sería estar en su lugar.De niña, Elena sabía de memoria la sucesión de acciones que debía realizar cuando el micro escolar pasaba por una zona determinada: cerrar las ventanillas, presionar con dos dedos las fosas nasales y decir "buuu". Había que hacerlo y punto, como tantas otras cosas que se imitaban sin cuestionar.Durante un tiempo creyó que su hermana era adivina. Es que cada vez que llegaban al mediodía a su casa, ya desde las escaleras que las llevaba al cuarto piso, podía anticipar que almorzarían guiso de lentejas o pescado. Sin dudas, debía tratarse de un poder esotérico, algo que la fascinaba a la vez que la desafiaba a entender. Vencida y colmada de curiosidad, llegó el día en que le rogó que revelara su truco. Pero la explicación la desconcertó todavía más: "Lo huelo". No tenía la más remota noción de qué se trataba eso. Por más que le explicaron, que le dijeron que era como degustar, aunque con la nariz en lugar de con la boca, no entendió. Hasta le acercaron una botella de amoníaco y aspiró fuerte como para el desmayo, pero no sintió más que un leve cosquilleo.Elena no percibía el mundo como la mayoría y nadie se había dado cuenta hasta entonces.Los médicos le diagnosticaron que carecía de olfato. Anosmia se llama este trastorno y es más común de lo que habitualmente se sabe. A veces se produce tras un incidente y otras es congénito. Lo de Elena es de nacimiento. Nunca, en toda su vida, olió.Mientras me habla, me lleno internamente de aromas. La piel de un bebé, los jazmines, la nafta, el chocolate con menta, el orín de gato, el tapizado de un auto a estrenar, la masa cruda, un bizcochuelo recién horneado, el sudor, el fósforo cuando se apaga, los repollitos de Bruselas en hervor, la tierra mojada después de la lluvia, mi almohada.¿Las fragancias existen más allá de quien las huela?, me cuestiono y no tengo cómo responderme. Sigo escuchando.Era imposible desarrollar el olfato que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA