Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 27 de Noviembre de 2006, expediente P 92323

PresidenteGenoud-de Lázzari-Negri-Kogan-Pettigiani
Fecha de Resolución27 de Noviembre de 2006
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

Dictamen de la Procuración General:

La Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal rechazó el recurso homónimo que fuera deducido por la Defensa Oficial deE.E.P. contra la sentencia dictada por la entonces Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional del Departamento Judicial de Mercedes, por la cual se condenó al nombrado a la pena de prisión perpetua y reclusión por tiempo indeterminado más las accesorias legales y costas por ser autor del delito de robo calificado por efracción y triple homicidio “criminis causa” en concurso real -arts. 167 inc. 3º y 80 inc. 7º del Código Penal- (v. fs. 125/130).

Frente a ese pronunciamiento el Sr. Defensor Oficial ante el referido Tribunal de Casación dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (v. fs. 149/153).

Para dar sustento a su reclamo el impugnante sostuvo que desde un principio se denunció lo que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha denominado sentencia arbitraria (arbitrariedad fáctica), revistiendo ello la condición de cuestión federal suficiente por violar el debido proceso y el derecho de defensa en juicio (arts. 18 y 33 CN). Agregó que tal circunstancia le impone a esa Corte la obligación de ejercer el control de constitucionalidad difuso derivado del artículo 31 de la Carta Magna. Acompañó su razonamiento con cita de precedentes del Máximo Tribunal de la Nación para explicar el alcance de esa función.

En ese mismo andarivel afirmó que las limitaciones del artículo 494 del código adjetivo no rigen y, para el caso contrario que V. las interprete como tales solicitó la declaración de su inconstitucionalidad por violar el artículo 31 de la C.itución Nacional, en razón de la obligación de examinar las cuestiones federales previo a que lo haga la Corte Nacional.

Luego, invocó la errónea aplicación del artículo 80 inc. 7º del Código Penal alegando que en la sentencia impugnada -ni en la originaria-, no se consignó dato objetivo alguno que evidenciara la existencia del elemento subjetivo de ese tipo penal, por lo que –a su entender- las conclusiones de la sentencia son arbitrarias producto exclusivamente de la voluntad del Juzgador pues, las piezas convictivas utilizadas por aquél no permiten a un tercero reconstruir mentalmente la existencia del elemento subjetivo mencionado lo que a su parecer deriva en la errónea aplicación de la ley.

El reclamo no puede prosperar.

Ello así pues, la sentencia puesta en crisis no ha sido eficazmente impugnada.

En efecto, al deducir el recurso de casación la Defensa Oficial sustentó su reclamo en tres líneas impugnativas (v. fs. 99/105): la primera vinculada con la violación al principio constitucional de imparcialidad del juzgador, la segunda relacionada con la prueba valorada para tener por acreditada la autoría responsable y, la restante con la inexistencia del elemento subjetivo del tipo previsto en el artículo 80 inc. 7º del Código Penal bajo el cual se enmarcaron los hechos.

A su turno, y en lo que aquí interesa (el tercer agravio desarrollado por el impugnante), la Casación (v. fs. 128/129) luego de relatar los hechos que la Cámara de Apelaciones tuvo por acreditados agregó concretamente que: “Así las cosas, no tengo objeción alguna para realizar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR