Una película, una canción y todas las posibilidades

Este primer tema difundido tiene todas las chances para transfromarse en la mejor canción original por varias razones. En principio es un pálpito que no sorprende a nadie, porque hay un aire de familia muy visible entre "Shallow" y algunos de los más recientes ganadores del premio musical más importante de la industria del cine.En los últimos años, "Let it Go" (de la película Frozen), "City of Stars" (de La La Land) y "Remember Me" (de Coco) lo obtuvieron en buena medida a partir de un común denominador: alcanza con escucharlas una vez para que su leit motiv o estribillo queden inmediatamente grabados en la memoria. Las tres llegaron al premio sonando todo el tiempo en el recuerdo del público. Y por extensión, de los votantes de la Academia."Shallow" es una de esas canciones fáciles de recordar e imposibles de olvidar. Y además, como en los casos anteriores, resume la película entera en sus versos y en una melodía de variantes e intensidades sorprendentes. Arranca con un solo de guitarra acústica en modo country y la contenida voz de Bradley Cooper (toda una grata revelación como cantante) y de a poco empieza a cobrar intensidad cuando Lady Gaga se suma. El estribillo es una explosión en la que se parecen cruzarse amores y dolores, dos de los ejes temáticos de la película, y de allí en adelante Gaga toma el protagonismo desde un lugar mucho más potente, de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba