Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Sala M, 4 de Abril de 2016, expediente CIV 079116/2010

Fecha de Resolución 4 de Abril de 2016
EmisorSala M

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M ACUERDO. En Buenos Aires, a los 4 días del mes de abril del año dos mil dieciséis, hallándose reunidas las señoras jueces de la Sala “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Dras. M. De los Santos, E.M.D. de V. y M.I.B. a fin de pronunciarse en los autos “P., Antonio Nilo c/Club Italiano Asociación Civil s/daños y perjuicios”, expediente n°79.116/2010, la Dra. De los Santos dijo:

I.-Que la sentencia de fs. 529/545, apelada por el actor, rechazó la pretensión del recurrente de indemnización de los daños derivados de la rescisión unilateral por la demandada del contrato de locación de servicios que vinculaba a las partes, con costas. El anterior judicante basó su decisión en que el contrato estaba vencido y, por ende, la ruptura del vínculo contractual por parte de la accionada no fue abusiva. Asimismo concluyó que el preaviso extintivo fue realizado en forma inequívoca y fehaciente, así como con suficiente antelación.

  1. Los agravios del actor, expresados a fs. 563/569, se fundan en que, habiéndose reconocido la relación contractual desde 1995, es clara la prórroga automática y la reconducción tácita del contrato. Cuestiona asimismo que el Juez de grado no haya tenido por auténtica en su totalidad la nota fechada el 22/10/2008 por la cual el actor formulaba reproches a la accionada por su incumplimiento. Critica también que se hayan tenido por veraces las actas 145 y 149 de fechas 27/10/2008 y 2/3/2009 cuando el libro fue rubricado el 8/3/2009, con posterioridad a la realización de dichas actas obrantes en los libros del Club. Se queja, en lo sustancial, de que no se admitiera que existió reconducción tácita del contrato, pues afirma que éste debió continuar hasta su finalización el 31/12/2010 y también de que no se haya considerado abusiva la interrupción del Fecha de firma: 04/04/2016 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA 1 Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA #12529291#150318052#20160401130221580 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M contrato, ruptura que sostiene que fue abrupta y sin causa. Por último, cuestiona la conclusión del magistrado relativa a que “es de presumir que la actora habría tenido oportunidad durante el desarrollo de la relación de amortizar sus inversiones”.

    Los fundamentos de la apelación del actor fueron contestados por la accionada mediante la pieza de fs. 571/72.

  2. Ley aplicable:

    Atento la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación a la fecha del dictado de esta sentencia corresponde formular algunas precisiones preliminares respecto de la normativa aplicable al caso.

    Como destacó el maestro B., al criticar la expresión "conflicto de leyes con relación al tiempo", el juez no puede juzgar sino conforme a las reglas de derecho obligatorio y sólo tienen fuerza obligatoria “aquellas reglas vivas, que están en vigor en el momento en que el juez dicta su sentencia. La vieja ley no puede ser tomada en consideración por el juez a menos que la ley nueva, por una razón cualquiera y bajo diversas condiciones preste su fuerza a la ley vieja"(conf. K. de C., A., La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes, Rubinzal Culzoni, 2015, p. 21, con cita de B., G., Retroactividad de la ley y derechos adquiridos, P., Bs.

    As. 1951, p. 101, nro. 72), como sucede en el caso de autos, conforme se explicita seguidamente.

    El art. 7 del Código Civil y Comercial establece que "A partir de su entrada en vigencia, las leyes se aplican aún a las consecuencias de la relaciones y situaciones jurídicas existentes. Las leyes no tienen efecto retroactivo, sean o no de orden público, excepto disposición en contrario. La retroactividad establecida por la ley no Fecha de firma: 04/04/2016 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA 2 Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA #12529291#150318052#20160401130221580 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M puede afectar derechos amparados por garantías constitucionales.

    Las nuevas leyes supletorias no son aplicables a los contratos en curso de ejecución, con excepción de las normas más favorables al consumidor en las relaciones de consumo". Como se observa, la primera regla general postula la aplicación inmediata de la nueva ley a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes y se establece también la excepción a dicha regla en el cuarto y último párrafo del artículo, que es aplicable al caso. Me refiero a que cuando la nueva ley no es imperativa, sino supletoria se mantiene la vigencia de la ley derogada a la que se le acuerda ultraactividad, debiendo entenderse por ley supletoria la que se aplica en la medida que la autonomía de la voluntad no hubiera dispuesto algo distinto. Ello obedece a que, siendo supletoria la regulación sobreviniente, si se aplicara la nueva ley se alteraría la estructura negocial tomada en consideración por los contratantes al tiempo de vincularse. A su vez, esta excepción contiene una excepción propia, consistente en que la referida ultraactividad del Código derogado no opera cuando la nueva ley, aún supletoria, resulta más favorable al consumidor en el marco de las relaciones de consumo.

    Toda vez que en autos se dedujo una acción que nace de un contrato, la cuestión se ubica en el marco de las leyes supletorias, que constituyen una excepción a la aplicación inmediata del nuevo régimen legal. Como resulta del propio artículo 962 del Código Civil y Comercial vigente, "Las normas legales relativas a los contratos son supletorias de la voluntad de las partes, a menos que de su modo de expresión, de su contenido o de su contexto, resulte su carácter indisponible". Al respecto y conforme la doctrina y jurisprudencia elaborada en torno del art. 3 del Código Civil...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba