Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala C, 13 de Diciembre de 2023, expediente COM 013036/2020/CA001

Fecha de Resolución13 de Diciembre de 2023
EmisorCamara Comercial - Sala C

Poder Judicial de la Nación CAMARA COMERCIAL - SALA C

PEDICONE, R.A. c/ ESTANCIA LAS VIOLETAS S.A. Y

OTROS s/EJECUTIVO

Expediente N° 13036/2020/CA1

Buenos Aires, 13 de diciembre de 2023.

Y VISTOS:

  1. Viene apelada por los demandados P.R.G.P., Estancia Las Violetas SA y A.M.P., la resolución que rechazó la excepción de inhabilidad de título que habían opuesto al progreso de esta ejecución.

  2. Para así decidir, el magistrado de grado advirtió que la rúbrica inserta en el título se encontraba aclarada con una anotación que justificaba la representación del firmante en nombre de Estancia Las Violetas SA, lo que permitía crear la apariencia de asunción de la obligación cambiaria frente al acreedor.

    Agregó que el cese de los administradores de una sociedad comercial en sus funciones, solamente era oponible a los terceros desde la correspondiente inscripción y puso de resalto que, en el caso, quien había suscripto el pagaré era el presidente estatutario inscripto ante la IGJ.

    El señor juez a quo remarcó las diversas expresiones brindadas por la parte demandada vinculadas a la existencia de la deuda y la devolución de lo adeudado.

    Descartó la posibilidad de que la exceptio doli pudiera ser considerada en este juicio ejecutivo y de que pudiera ser indagada la caducidad (conf. art. 11 del dto ley 5965/63), desde que ese planteo se vinculaba necesariamente con el abuso de firma en blanco y la causa de la obligación.

    Fecha de firma: 13/12/2023

    Alta en sistema: 14/12/2023

    Firmado por: E.R.M., VOCAL

    Firmado por: J.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.F.B., SECRETARIO DE CÁMARA

  3. Varios argumentos conducen a la Sala a la convicción de que la sentencia debe ser revocada.

    En primer lugar, debe ponerse de resalto que el actor no contestó las defensas opuestas por la demandada y su pretenso avalista al presentarse a fs. 64/94, por lo que, al menos a los efectos de este pleito,

    debe entenderse por aceptada la autenticidad de la documentación allí

    arrimada por la defensa y por admitida la verdad de los hechos que fueron alegados.

    Esta apreciación es relevante pues de esa documentación resulta que el firmante del documento ejecutado no era prima facie el presidente del directorio de la sociedad que se pretende deudora.

    Es verdad que tal documentación concierne a actuaciones internas habidas en el seno de tal sociedad, pero fue alegado también e igualmente quedó sin contestar que se trataba de actuaciones oponibles al ejecutante porque él revestía, en ese tiempo, el carácter de accionista del ente, de quien después habría sido presidente.

    Si hubieran sido así las cosas, quien firmó el documento no hubiera podido obligar a la sociedad, lo cual sería suficiente para aceptar la falta de legitimación pasiva de ésta introducida por vía de la excepción de inhabilidad de título.

  4. No se soslaya que la defensa podría entenderse contradictoria al haberse invocado también que esa deuda que se negaba había sido pagada.

    No obstante, tal alegación fue efectuada en el marco de circunstancias fácticas extracartulares que darían cuenta de un negocio habido con el padre de los defendidos y que, en sí mismas, no han sido negadas.

    En tales condiciones, la mera invocación de que esas circunstancias no pueden ser debatidas en un juicio ejecutivo, es alegación Fecha de firma: 13/12/2023 efectuada por el demandante después de haber dejado que la que fue Alta en sistema: 14/12/2023

    Firmado por: E.R.M., VOCAL

    Firmado por: J.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.F.B., SECRETARIO DE CÁMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA COMERCIAL - SALA C

    defensa así planteada fuera introducida e incuestionada en los términos referidos.

    No hubo, ni antes ni después, una negativa categórica de los referidos hechos, sino que el actor se atuvo, casi dogmáticamente, a sostener que ellos no podían ser planteados en este juicio.

    Como es claro, quien debe dilucidar si un hecho puede o no ser debatido o examinado es el juez, no los litigantes.

    Es decir: si una parte invoca un hecho, la otra debe expedirse a su respecto, bajo el riesgo de que el sentenciante lo admita como cierto con sustento en su falta de controversia.

    Eso puede suceder en cualquier juicio, también en uno ejecutivo y en el marco de una acción como la que ahora nos ocupa cuando quienes se enfrentan se encuentran directamente...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR