Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala D, 28 de Diciembre de 2022, expediente CIV 060290/2014/CA001

Fecha de Resolución28 de Diciembre de 2022
EmisorCamara Civil - Sala D

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D

EXPEDIENTE N° 60290/2014 “PEDERNERA, CHRISTIAN NESTOR

GABRIEL C/ ROMERO LEANDRO OSCAR Y OTRO S/ DAÑOS Y

PERJUICIOS (ACC. TRAN. C/LES O MUERTE)” ORDINARIO

JUZGADO N°75

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los

días del mes de diciembre de dos mil veintidós, reunidos en

Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de

Apelaciones en lo Civil, Sala “D”, para conocer en los recursos

interpuestos en los autos caratulados “PEDERNERA, CHRISTIAN

NESTOR GABRIEL C/ ROMERO LEANDRO OSCAR Y OTRO S/

DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC. TRAN. C/LES O MUERTE)”, el Tribunal

estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el

siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores G.G.R. y

M.L.C.. La Vocalía N° 10 no interviene por encontrarse

vacante.

A la cuestión propuesta el Dr. G.G.R. dijo:

I) Apelación Contra la sentencia dictada por ante la anterior instancia de fecha 11 de

marzo de 2022, apelaron la parte actora y la parte demandada, quienes

expresaron agravios a fs. 479/497 y a fs.474/477, respectivamente.

Habiéndose corrido los pertinentes traslados, los mismos han sido

evacuados con las presentaciones que lucen agregadas digitalmente en autos.

Con el consentimiento del llamado de autos a resolver de fs.510 las

actuaciones se encuentran en condiciones para que sea dictado un

pronunciamiento definitivo.

II) La Sentencia Fecha de firma: 28/12/2022

Firmado por: D.S.P., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.G.R., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.L.C., JUEZ

El pronunciamiento de grado hizo lugar a la demanda incoada, y en

su virtud, condenó a L.O.R. y a la citada en garantía

Aseguradora Total Moto vehicular S.A.

a abonar a la parte actora, dentro

del plazo de 10 días, la suma de $1.520.000 (pesos un millón quinientos

veinte mil) con más los intereses establecidos en el considerando d) de

dicho pronunciamiento y las costas del proceso (art. 68 CPCC), bajo

apercibimiento de ejecución.

Por último, reguló los honorarios de los profesionales intervinientes.

III)Agravios

  1. Preliminarmente debo señalar que no me encuentro obligado a analizar

    todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas

    que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso a estudio (CSJN,

    Fallos: 258:304; 262:222; 265:301; 272:225, etc.).

    Asimismo, en sentido análogo, tampoco es obligación del juzgador

    ponderar todas las pruebas agregadas, sino aquellas que estime

    apropiadas para resolver el mismo (CSJN, Fallos: 274:113; 280:320;

    144:611).

  2. La parte actora se alza por encontrarse disconforme con los

    montos reconocidos bajo los ítems incapacidad física, daño moral, gastos

    de tratamiento futuro, gastos de traslado, médicos y de vestimenta.

    Asimismo, se queja que la indemnización del daño psicológico se

    encuentre subsumida en la del daño moral.

    Por último, critica que no se haya resuelto la nulidad del límite de

    cobertura planteado, subsidiariamente solicita que se amplíe el mismo.

  3. A su turno, la parte demanda se agravia por la elevada cantidad

    concedida por los conceptos de incapacidad física por daño moral y

    psicológico.

    A su vez, entiende desacertado que se haya otorgado sumas por

    tratamiento psicológico, ya que eso supondría una doble indemnización.

    Finalmente, consideran excesiva la tasa de interés aplicada en el

    sublite por la anterior magistrada, por lo que requiere su morigeración.

    Fecha de firma: 28/12/2022

    Firmado por: D.S.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.C., JUEZ

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D

    IV) Breve reseña de los hechos denunciados a) Sin perjuicio de no haberse cuestionado la responsabilidad

    decidida por ante la anterior instancia, entiendo prudente rememorar que

    el accionante en su escrito inicial relató que el día 30 de octubre de 2012,

    a las 16:30 horas aproximadamente, circulaba a bordo de su bicicleta por

    la calle Estados Unidos, sentido hacia la Av. 9 de J., de esta ciudad.

    En dichas circunstancia y encontrándose a la altura catastral de

    1256, es embestido en su parte trasera por una motocicleta marca Honda

    CG150, dominio 716 ITY, de propiedad de L.O.R..

    Adujo que, producto de la colisión, salió despedido de su rodado,

    golpeando fuertemente contra el pavimento, por lo que debió ser

    trasladado por una ambulancia de S.A.M.E. al para ser atendido en el

    Hospital Ramos Mejía.

  4. A fs. 35/45 compareció la empresa citada en garantía,

    Aseguradora Total Moto vehicular S.A.

    Señaló que el demandado circulaba por la calle Estados Unidos a

    velocidad moderada. Agregó que a la altura catastral 1256, el actor que

    circulaba en forma paralela al moto vehículo, realizó de forma brusca un

    giro a la izquierda, sin advertir la presencia del demandado, quien accionó

    los frenos pero no pudo evitar el choque. En su virtud, requirió el rechazo

    de la presente acción.

  5. A fs. 56 compareció L.O.R. y contestó demanda

    en los mismos términos que su compañía de seguros.

  6. Habiendo dejado aclarado ello, corresponde conocer sobre las

    apelaciones deducidas contra los montos resarcitorios reconocidos en la

    instancia de grado, tasa de interés aplicada y límite de cobertura

    invocado.

    V) Partidas indemnizatorias a) Incapacidad Sobreviniente (Física y Psíquica)

    La Sra. Jueza de grado concedió la suma de $800.000 en concepto

    de indemnización por incapacidad física, siendo que al aspecto psíquico

    lo comprendió dentro del daño moral.

    Fecha de firma: 28/12/2022

    Firmado por: D.S.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.C., JUEZ

    Veamos las pruebas producidas.

    En una primera aproximación cabe mencionar, que se encuentra

    acreditado el traslado del demandante en ambulancia del Servicio de

    Asistencia Médico de Emergencias, en la fecha del accidente, en el cual

    surge como diagnóstico presuntivo traumatismo leve fractura de fémur.

    Por otra parte, resulta apropiado destacar que, como consecuencia

    del hecho ventilado, el accionante ingresó a la guardia del Hospital

    General de A.J.M.R.M. donde se le diagnosticó

    politraumatismos.

    A fs. 257/259 obra la pericial médica presentada por el experto

    desinsaculado de oficio, Dr. J.N.S..

    En su informe indicó que las lesiones sufridas por el actor fueron

    traumatismo cervical, traumatismo lumbar, traumatismo de muñeca

    izquierda y traumatismo de tobillo izquierdo, las cuales guardan relación

    con el tipo de accidente ocurrido en autos.

    Determinó que por dichas dolencias la incapacidad según el baremo

    de AltubeRinaldi es de un 19% de la total obrera (“…cervicalgia: 6%;

    esguince de muñeca izquierda: 5% y esguince de tobillo izquierdo: 8%...”)

    En cuanto a la faz psicológica, consideró que “…el daño productor

    del evento denunciado se diagnosticó como Daño Reactivo Moderado con

    18% de incapacidad según el Baremo de S. y C. para el daño

    psíquico…”.

    Cabe señalar a esta altura, que opino que el daño psicológico no

    queda subsumido en el daño moral, pues ambos poseen distinta

    naturaleza.

    En efecto, el daño psíquico corresponde resarcirlo en la medida que

    significa una disminución en las aptitudes psíquicas, que representan una

    alteración y afectación del cuerpo en lo anímico y psíquico, con el

    consiguiente quebranto espiritual, toda vez que éste importa un

    menoscabo a la salud considerada en un concepto integral.

    Resulta acertado recordar también que si está acreditado el daño

    psíquico que padece la actora como consecuencia del accidente y la

    pericia medica se pronunció sobre la necesidad de un tratamiento, a

    pesar de concederse la reparación del daño psíquico, la aceptación de

    Fecha de firma: 28/12/2022

    Firmado por: D.S.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.C., JUEZ

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D

    ambos rubros no constituye una doble indemnización si no resulta

    que como consecuencia de él remitirá totalmente el cuadro

    padecido tal como se da en el caso de autos (CNCiv., Sala

    E,"Bonavita, L.E. c/ Empresa Central El Rápido SATA s/ daños y

    perjuicios", del 20/12/1999).

    Considero importante recordar ahora que los porcentajes de

    incapacidad no atan a los jueces, sino que son un elemento que sirve

    para orientar y estimar la gravedad del daño padecido, cuya cuantificación

    debe realizarse evaluando, entre otras cosas, las circunstancias

    personales de la víctima.

    La indemnización por incapacidad sobreviniente –que debe

    estimarse sobre la base de un daño cierto – procura el resarcimiento de

    aquellos daños que tuvieron por efecto disminuir la capacidad vital de la

    persona afectada, no solo en su faz netamente laboral o productiva sino

    en toda su vida de relación (social, cultural, deportiva e individual)

    (M.I., J. y A., M.E., El valor de la vida

    humana, Buenos Aires, R., 2002, pág. 63 y 64).

    Entraña la pérdida o la aminoración de potencialidades de que

    gozaba el afectado, teniendo en cuenta de modo predominante sus

    condiciones personales. Habrá incapacidad sobreviniente cuando se

    verifica luego de concluida la etapa inmediata de curación y

    convalecencia y cuando no se ha logrado total o parcialmente el

    restablecimiento de la víctima. (Z. de G., M.,

    Resarcimiento de daños, 2ª ed., “Daños a las personas”, pág. 343; CSJN,

    Fallos: 315:2834, in re “Pose, J.D. c. Provincia de Chubut y otra”,

    01/12/1992).

    Por ello, la reparación comprende no sólo el aspecto laborativo, sino

    también todas las consecuencias que afectan la personalidad

    íntegramente considerada. En general, se entiende que hay incapacidad

    sobreviniente cuando se verifica luego de concluida la etapa inmediata de

    curación y convalecencia y cuando no se ha logrado total o parcialmente

    el restablecimiento de la víctima. (Z. de G., M.,

    Resarcimiento de daños, 2ª ed., “Daños a las personas”, p. 343).

    Fecha de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR