Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 31 de Mayo de 2011, expediente 28.730/2008

Fecha de Resolución31 de Mayo de 2011

SENTENCIA DEFINITIVA N° 17.035

EXPEDIENTE N° 28.730/2008 SALA IX JUZGADO N° 10

En la Ciudad de Buenos Aires, el 31 de mayo de 2011, para dictar sentencia en los autos “PAZOS, M.P. c.

CONSOLIDAR AFJP SA s. diferencias de salarios” se procede a votar en el siguiente orden:

El doctor A.E.B. dijo:

  1. La sentencia de primera instancia admitió

    la reliquidación póstuma que la actora trajo a esta sede judicial, por considerar insuficiente lo abonado oportunamente con motivo de su desvinculación. Viene apelada por ambas partes, a tenor de los memoriales obrantes a fs.905/908, fs.919/931, fs.909/910 y fs.916/917 y por el perito contador, quien objeta la regulación de sus honorarios.

  2. Cuestiones de orden metodológico aconsejan comenzar el voto con el disenso de la accionada,

    anticipando que será parcialmente acogido.

    Digo ello porque esta S. ya se ha pronunciado en una causa, cuyas aristas guardan sustancial analogía con lo que aquí se debate (SD nro.16.256, del 22.4.2010 en autos “G.G.V. c.MetA.S.

    s.despido”). Entonces, y en lo que interesa, el tribunal señaló que “...la sentenciante de primera instancia consideró que el marco normativo convencional aplicable a la relación de marras es el Convenio Colectivo de Trabajo N°

    264/95 toda vez que, conforme lo informado por el Ministerio de Trabajo de la Nación a fs...se tuvo por incluido al personal dependiente de AFJP en el ámbito de representación personal y territorial del Sindicato de Seguros. Sin embargo, no es menos cierto que...mediante Resolución N° 65

    del 26/03/2001 de la Subsecretaría de Relaciones Laborales,

    se declaró homologado el Convenio Colectivo de Trabajo de Empresa suscripto entre el Sindicato de Seguro de la República Argentina y la empresa Siembra Administradora de Fondos de Jubilaciones y Pensiones, Convenio Colectivo de Trabajo de Empresa N° 427/01 ‘E’...En virtud de lo expuesto...no cabe sino concluir que el marco normativo convencional que correspondía aplicar a la relación que ligó

    Poder Judicial de la Nación a las partes de esta contienda es el ya mencionado CCT

    427/01 ‘E’...”.

    En la especie, la norma convencional específica aplicable a la actividad es la 431/01 “E” -

    homologada el 24.4.2001- y no la convención colectiva de trabajo genérica de seguros, cuya operatividad predica la accionante, del mismo modo que sucedió en el precedente antes transcripto. En consecuencia, si bien corresponde en principio detraer del monto de condena la suma de $

    39.397,20 (individualizada por al a quo como “diferencias básico de convenio”) y adecuar los créditos en función de nuevos parámetros de cálculo, ello no obsta a reconocer diferencias salariales a favor de la trabajadora, por pago insuficiente del salario básico, puesto que la retribución abonada durante el último año de prestación de servicios ($

    78,70) -aún en el marco del convenio aplicable- no guarda relación con la extensión de la jornada de trabajo denunciada en el inicio, que la sentenciante admitió de manera implícita; ni con el tipo de tareas que aquélla realizaba, que corroboró la prueba testimonial, que asimismo informó ingresos básicos cuantitativamente superiores a los cancelados regularmente por la empleadora (ver fs.99 y fs.101).

    No soslayo el cuestionamiento que ensaya la quejosa en torno a la valoración de ese medio probatorio,

    pero entiendo que los argumentos recursivos no logran conmover lo decidido, dado que he sostenido reiteradamente que el hecho de que los deponentes que declararon a propuestas de la actora se encuentren comprendidos en las generales de la ley, por mantener –a la época de ofrecer su declaración- juicio laboral contra la demandada, no conduce por esa sola razón a descartar las versiones que brindaron.

    Ello es así porque esa circunstancia carece de relevancia dirimente y no es suficiente para desvirtuar el valor convictivo de los dichos de los testigos, cuando al mismo tiempo se advierte coherencia y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba