Del patrullero al dron: en Tandil quieren enfrentar el delito rural desde el aire

 
EXTRACTO GRATUITO

Ni las vacas ni los eventuales delincuentes lo van a ver volando muy alto. Una entidad ligada a productores agropecuarios de Tandil apunta a sumar un dron para tareas de seguridad rural.

La organización que está detrás de la original medida es Funtala, un ente de lucha contra la enfermedad de la fiebre aftosa donde confluyen entidades como la Sociedad Rural, la Federación Agraria y cooperativas y que, desde 2002, junto con el municipio de Tandil y la policía de la provincia de Buenos Aires, batalla contra los delitos rurales, desde el abigeato hasta el robo de maquinaria.

Tandil fue pionera en la conformación de una patrulla rural que sirvió de experiencia para otras regiones. De hecho, hoy en la provincia hay Comandos de Prevención Rural (CPR), que funcionan en 100 municipios, más de 300 móviles y una superintendencia de delitos rurales.

Prevención

En el caso de Tandil, las tareas de prevención se hacen con siete camionetas (dos se sumaron recientemente tras un convenio con la Secretaría de Seguridad Ciudadana local, que permitió volcar recursos de una tasa de protección que también aporta el campo) que recorren cuatro áreas que dividen el partido. Este partido del sudeste bonaerense tiene 483.600 hectáreas y 2000 kilómetros entre caminos rurales y rutas provinciales. Allí el Comando de Prevención Rural cuenta con 37 efectivos. A las patrullas se las sigue por GPS, algo que permitió saltar desde la instrumentación de este control georreferenciado de un rastreo sobre caminos rurales de 12.000 kilómetros al año a 40.000 kilómetros mensuales, con todos los recorridos y litros de gasoil gastados. El municipio provee insumos clave.

"Años atrás el partido de Tandil perdía de 500 a 700 animales anuales, pero cuando se comenzó con el control por georreferenciamiento de patrullas los índices bajaron sensiblemente y hoy estamos en 40 o 50 animales anuales", dijo a LA NACION Emilio Bilbao, gerente de Funtala.

Tras estos avances, ahora allí quieren incorporar un dron para "integrarlo a la seguridad rural". En realidad, no se piensa en esta tecnología para suplir las patrullas, sino para mejorar la eficiencia.

Según Bilbao, ya se le presentaron a Fadea (Fábrica Argentina de Aviones), de Córdoba, las necesidades del dron. Entre ellas, que tenga un alcance de 50 kilómetros desde Tandil hasta las cabeceras de partido, autonomía de vuelo de cinco horas diurnas y nocturnas, cabezales ópticos giroestabilizados y con visión en simultáneo con la base y los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA