Lo que dejó el paso de Will Smith por la ciudad

 
EXTRACTO GRATUITO

Para Will Smith, el cambio de estación es completo. Después de pasar tres semanas de intensa actividad en Buenos Aires, el astro de Hollywood comenzó ayer en el gélido otoño neoyorquino la segunda fase del rodaje de Focus , la película dirigida por John Requa y Glen Ficarra que lo trajo a la Argentina.El lunes último concluyó el tramo porteño de la filmación, uno de los hechos más trascendentes del año cinematográfico local por varias razones: la prolongada presencia en nuestro país de uno de los más taquilleros astros de Hollywood, el trabajo mancomunado entre un importante equipo técnico y artístico llegado desde Estados Unidos y sus pares locales, y, sobre todo, el lugar que ocupa Buenos Aires en la trama con nombre propio, como si fuese un personaje más."Estoy más convencido que nunca de que el retrato que se hace de Buenos Aires en la película tendrá un gran impacto aquí y en el resto del mundo. Hay imágenes emocionantes, sobre todo algunas tomas aéreas maravillosas, diurnas y nocturnas, que no recuerdo haber visto antes en una película. Fue una experiencia muy gratificante en todo sentido", relató a LA NACION Matías Mosteirín, responsable de los servicios de producción argentinos que brindó al film la productora Kramer y Sigman Films.Agregó que Requa y Ficarra hicieron "una gran inversión cultural y la captaron en sus aspectos más interesantes, reales y no pintoresquistas", a partir de un trabajo muy exhaustivo de búsqueda y conocimiento de lugares atractivos y propicios para la trama. "Ya conocían muy bien la ciudad y tuvieron siempre muy en claro dónde querían filmar", agregó. A lo largo de 18 jornadas completas, Smith y sus compañeros se fueron instalando en distintos exteriores: el aeropuerto de Ezeiza y los barrios de Barracas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA