Con la pasión del Mundial

 
EXTRACTO GRATUITO

LOS ANGELES.- La noche del Oscar empezó y terminó con frío y lluvia. Pero se vivió con el corazón caliente entre los argentinos que llegaron hasta aquí para vivir el sueño de coronarse con el máximo premio de la industria de Hollywood con el corazón caliente. Y dos de ellos, Armando Bo y Nicolás Giacobone, disfrutan a más no poder la felicidad de sentir el calor de un Oscar aprisionado todo el tiempo entre los dedos.

Los dos ganadores argentinos del Oscar al mejor guión original, seguramente el premio más festejado y el que menos se esperaba para Birdman (la gran ganadora del Oscar 2015) recibieron una estatuilla cada uno cuando despuntaba el lunes en el escenario del Teatro Dolby y seguían aferrados a ella tres horas después, al encontrarse con LA NACION al salir de la fiesta organizada por los estudios Fox en el 9200 de Sunset Boulevard.

"¿Qué fue lo primero que pasó por mi cabeza cuando anunciaron nuestros nombres? Que se equivocaron", señaló Giacobone, entre risueño y todavía sorprendido. "Quiero levantarme mañana y verlo en YouTube, para asegurarme de que todo esto pasó en la realidad. Sobre todo porque sabíamos que el favorito en esa categoría era Wes Anderson con El gran hotel Budapest", agregó.

A su lado, con un rostro que era pura felicidad, Bo tenía las manos ocupadas. En una sostenía el Oscar y en la otra, una botella del más distinguido champagne francés. "Para mí fue un milagro -dijo-. Algo increíble. Y totalmente sorpresivo. Cuando la felicidad aparece y fluye así de repente es imposible pensar sobre lo que te está sucediendo". Y de inmediato agregó que el agradecimiento a sus compatriotas, con las únicas palabras que pudo pronunciar al agradecer en castellano el premio en el escenario, le salió naturalmente. "Es que somos argentinos y tomamos esta competencia como si estuviésemos jugando el Mundial", destacó.

Bo y Giacobone cuentan que cuando Eddie Murphy anunció el premio al mejor guión original para Birdman los dos se miraron, se rieron y se abrazaron con Alejandro González Iñárritu. "La verdad es que todos formamos un gran grupo de amigos y este premio marca de alguna manera el cierre de un proceso que fue, al mismo tiempo, divertido, raro y delirante. Todavía no lo podemos creer. Llegamos hasta acá, un mexicano y dos argentinos festejando haber ganado el Oscar", comentó Giacobone.

Cuando se les pidió que buscaran las razones que llevaron a que Birdman se convirtiera en la película más premiada del año por la Academia de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA