Por dónde pasa la reforma laboral que planea el Gobierno

 
EXTRACTO GRATUITO

"Reforma laboral" es un par de palabras juntas que el Gobierno siempre quiso evitar. De hecho hoy dicen desde los distintos ministerios que ellos no hablan de una "reforma laboral". Sin embargo, existe la idea en parte del oficialismo y también en el mundo empresario de que hay cosas que tienen que cambiar para que el mercado de trabajo, hoy con un 10, 1% de desocupación, según cifras oficiales, empiece a destrabarse. En este sentido, se enviaron cuatro propuestas al Congreso con propuestas de reformas que no prosperaron.Como si fuera un Boca-River, hay dos conceptos de la Argentina que parecen no tener posibilidades de convivir: una que lleva a la protección total del trabajador, la otra que lleva a una mayor libertad del empleador para contratar y despedir. Sin embargo, hay una tercera vía de quienes dicen que, el éxito de unos y otros está "encadenado" y que no tiene que ser a través de la permanencia de uno en detrimento del otro."El Gobierno ya tiene diseñada una reforma laboral, con varios temas en debate. Hay una agenda establecida", dice una persona allegada al proyecto en curso."Estamos trabajando con todos los actores del mundo laboral, a través de las mesas sectoriales y de espacios de trabajo conjunto con los representantes de los trabajadores y los empresarios, como lo es la Comisión de Diálogo Social tripartita, para ir avanzando en los consensos necesarios que den respuestas a los desafíos que presenta cada sector", explican desde el Ministerio de Producción y Trabajo.Ya mantuvo dos reuniones plenarias, a las que suman también especialistas en los temas que se debaten, como abogados y jueces, entre otros. La semana pasada, una subcomisión propuso realizar una jornada donde se debatió sobre las nuevas formas de trabajo. "La idea es que esta jornada sirva de insumo para que avance el debate", explican desde la Secretaría de Trabajo.Si hay un proyecto laboral que interesa especialmente al Gobierno es el de blanqueo. Con la idea de que los consensos existían (es algo que interesa especialmente a los sindicatos porque aumentaría el número de afiliados), parecía que rápidamente iba a salir exitosamente del Congreso, pero no fue así. De hecho el último proyecto, bien acotado a este tema, y el primero en materia laboral impulsado por Sica, aún no fue tratado. "El contexto electoral hace más difícil este debate", admiten desde Producción. "Hoy, en nuestro país, hay 4 millones de trabajadores que se encuentran en la informalidad, y no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA