El particular en el contexto actual del sistema de solución de controversias del mercosur

Autor:Mariana de Paula Pessôa Theophilo
Cargo del Autor:Director de Tesis
Páginas:169-178
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 169

Acorde con la evolución histórica anteriormente presentada, es posible identificar los diversos cambios y desarrollos habidos desde el principio del proceso de integración del Mercosur. Sin embargo, en lo que respecta a los particulares, pocas fueron las implementaciones llevadas a cabo en el mismo período.

En este sentido, el Protocolo de Olivos no aportó relevantes modificaciones, ya que -a la par del anterior instrumento- no permite el acceso directo de los particulares al sistema de solución de controversias mercosureño. Cabe destacar, además, que los particulares no son sujetos de derecho internacional.

Así, el PO mantiene un ámbito de aplicación más restricto que el que origina las controversias entre los Estados partes. Establece que los procedimientos relativos a los reclamos de los particulares se aplicarán siempre y cuando éstos sean efectuados "con motivo de la sanción o aplicación, por cualquiera de los Estados partes, de medidas legales o administrativas de efecto restrictivo, discriminatorias o de competencia desleal, en violación del Tratado de Asunción, del Protocolo de Ouro Preto, de los protocolos y acuerdos celebrados en el marco del Tratado de Asunción, de las Decisiones del Consejo Mercado Común, de las Resoluciones del Grupo Mercado Común y de las Directivas de la Comisión de Comercio del Mercosur"23. Excluye de este ámbito las medidas de carácter jurisdiccional.

Page 170

Para inicio de los trámites, los particulares afectados deberán formalizar sus reclamos frente a la Sección Nacional del Grupo Mercado Común del Estado parte donde tengan su residencia habitual o la sede de sus negocios. En esta oportunidad, deberán aportar elementos que permitan determinar la verosimilitud de la violación y de la existencia o amenaza de perjuicios, objetivando la admisión del mismo reclamo por la Sección Nacional y su posterior evaluación por el Grupo Mercado Común y los expertos que potencialmente se convoquen.

Recordamos que, una vez que el Protocolo de Ouro Preto fue ratificado por el PO, se mantiene la posibilidad del particular reclamante de optar por iniciar los trámites de su reclamo frente a la Comisión de Comercio, en lo que respecta a un tema de su competencia.

Es muy importante que la presentación del reclamo sea realizada cuidadosamente, observándose todos los elementos requeridos, en razón de que la denuncia está sometida a un doble control: primero, la Sección Nacional del GMC y, luego, el mismo Grupo Mercado Común, integrado por los representantes de los cuatro países24.

Según Roberto Puceiro Ripoll, actual miembro del Tribunal Permanente de Revisión del Mercosur, la exigencia de estos elementos (fundamentos de hecho, derecho y pruebas del caso) constituye un autofiltro para el particular, dado que uno de los problemas que se presenta hoy en día al conferir a éstos la posibilidad de presentar directamente reclamos, es que pueda darse una avalancha de peticiones que presenten problemas para su admisión por no estar debidamente planteadas o justificadas,Page 170 o porque se formulen acciones sin relevancia, trabando el sistema de solución de controversias25.

Una vez comprobado que el reclamo presentado no se refiere a ninguna cuestión que haya sido planteada anteriormente en el ámbito de los diferendos entre Estados miembros, la Sección Nacional del GMC que haya admitido el reclamo emprenderá consultas con la Sección Nacional del GMC del Estado al cual se atribuye la violación, con objeto de alcanzar una solución inmediata. Dicho procedimiento tendrá la duración de 15 (quince) días y se dará automáticamente por concluido al final de este aplazamiento, salvo que las partes hayan acordado otro plazo.

Finalizadas las consultas sin que se haya logrado una solución aceptable, la Sección Nacional correspondiente elevará el reclamo, sin más trámites, al Grupo Mercado Común.

Recibido el reclamo, el GMC evaluará en la primera reunión subsiguiente los requisitos precedentemente aludidos, de verosimilitud y existencia o amenaza de daño. Si concluyere que las exigencias no están debidamente atendidas, rechazará el reclamo sin otras diligencias, pronunciándose por consenso. Por otro lado, si el GMC no rechaza el reclamo, éste será considerado aceptado, caso en que el GMC deberá de inmediato convocar a un grupo de expertos.

Compuesto el grupo de expertos, el mismo concederá la oportunidad al particular reclamante y a los Estados involucrados de presentar sus argumentos en audiencia conjunta. Ésta es la única participación efectiva del particular en el procedimiento, fuera del propio planteo del reclamo.

Page 172

El dictamen deberá ser...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA