Un Parlamento que no dicta leyes y tiene pocas tareas

Una elección nacional sin vinculación con los poderes nacionales, y una dirigencia sin apuros demostrables para avanzar de forma veloz son parte de un escenario que invita a la suspicacia.

Pero en caso de que efectivamente se apruebe la ley para la elección directa de parlamentarios del Mercosur como quiere el oficialismo, y si la decidiera competir por un lugar, ¿qué funciones cumpliría?

"Hoy, el Parlamento prácticamente carece de facultades. Vamos a una reunión una vez por mes y punto. Si no se cambian las facultades del Parlasur, estarán eligiendo a la Presidenta como ñoqui", explicó el senador Rubén Giustiniani (FAP-Santa Fe), uno de los 26 actuales parlamentarios del Mercosur.

El organismo se constituyó en diciembre de 2005 y tiene, entre otras funciones, la de "emitir declaraciones, recomendaciones e informes sobre cuestiones vinculadas al desarrollo del proceso de integración", según su protocolo constitutivo.

Las reuniones mensuales se realizan una vez por mes en Montevideo. Y, según sus propios protagonistas, son sólo declarativas. "La facultad real es emitir declaraciones y recomendaciones a las comisiones", sostuvo Giustiniani en una entrevista con La Once Diez.

¿Por qué, entonces, el kirchnerismo reflotó y avanzó de forma intempestiva en la Cámara de Diputados con el tratamiento de la ley que reglamenta la elección por voto popular de los parlamentarios?

"Esto es para llevar a Cristina en la boleta. El Parlamento tendría que empezar a funcionar en 2019 [este año el Parlasur decidió prorrogar hasta 2020 su conformación definitiva], con lo cual anticipar esta elección es simplemente para que la Presidente tenga inmunidad", dijo a LA NACION el senador radical Gerardo Morales.

Explicó, además, que si se adelanta "la elección de los parlamentarios entraríamos en conflicto con los otros países, como Brasil, que tiene 36 integrantes".

Es que junto con el aplazamiento de la distribución final se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba