Paridad de género en clave republicana

Autor:Verónica María Gómez
Cargo:UBA, Argentina
Páginas:554-571
 
EXTRACTO GRATUITO
554 | SECCIÓN ESPECIAL
Paridad de género en clave republicana
Gender parity in a republican key
Verónica María Gómez
Universidad de Buenos Aires - Argentina
Revista Derechos en Acción ISSN 2525-1678/ e-ISSN 2525-1686
Año 5/Nº 15, Otoño 2020 (21 marzo a 21 junio), 554-571
DOI: https://doi.org/10.24215/25251678e413
Introducción
La sanción de la Ley 24.012 (Congreso de la Nación Argen-
tina, 1991) que, hace casi tres décadas, estableció un cupo feme-
nino obligatorio del treinta por ciento (30%) para las listas a
cargos electivos nacionales, fue una respuesta del Parlamento
argentino a la subrepresentación grosera que entonces afectaba
a las mujeres.
Antes de su aplicación, ellas apenas alcanzaban un cinco
por ciento (5%) de la Cámara de Dipu tados (período 1992-1993)
y un tres por ciento (3%) del Senado de la Nación (período
2000-2001). La distancia entre esos porcentajes y la población
expresaba un déficit democrático, algo insatisfactorio en los
acuerdos políticos que lo admitían (Phillips, 1995).
Sin dudas, la implementación de esa norma significó un
antes y un después en el acceso a la participación parlamen-
taria. Para el período 2018-2019, las mujeres ya ocupaban el
treinta y nueve por ciento (39%) y el cuarenta y dos por ciento
(42%) de las bancas de esas Cámaras, respectivamente.
Empero, cuando se estudian en detalle los términos en los
que se ha dado esa inclusión y muchas de las prácticas que
subsisten en el ámbito de la política, se advierte que la mayor
SECCIÓN ESPECIAL | 555
presencia femenina no ha tenido correlato necesario en un
complejo de relaciones más igualitarias.
Hay evidencias que son abordadas en la primera sección
de este trabajo, sobre las graves dificultades que enfrentan las
mujeres a la hora de intervenir en los procesos de toma de
decisiones y elaboración de agendas públicas, sin que el cupo
haya resultado suficiente para superarlas o siquiera ponerlas en
debate.
En la segunda sección, se sostiene que las limitaciones
mostradas por dicha herramienta están estrechamente vincu-
ladas con los principios propios del liberalismo político que
han nutrido la fundamentación desarrollada en defensa de las
acciones afirmativas y con la palmaria separación entre la esfera
pública y privada que esa doctrina filósofica ha fomentado.
Se considera que la consagración de la paridad de género
dispuesta a través de la Ley 27.412 (Congreso de la Nación Ar-
gentina, 2017) en aras de acercarse a una representación legis-
lativa de carácter proporcional, constituye una buena oportuni-
dad para repensar ese marco teórico.
Por eso, en la última sección antes de las reflexiones finales,
se propone como alternativa una argumentación de la paridad
basada en las ideas republicanas del autogobierno y la liber-
tad como no dominación, en el convencimien to de su aporte a
una discusión que excede lo numérico para poner en cuestión
cómo y quiénes detentan realmente el poder.
1. La política como dominio masculino
Como se señaló en la introducción, los parámetros androcen-
tristas que dominan la esfera política no se han visto sustan-
cialmente alterados con el correr de los años, a pesar del salto
cuantitativo que produjo la implementación de la Ley de Cupo.
Estos patrones continúan expresándose en la marcada dife-
rencia que persiste entre las chances de ambos géneros para
ocupar lugares de decisión dentro del Parlamento. Es un claro
Paridad de género en clave republicana
|
Verónica María Gómez

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA