Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala K, 10 de Septiembre de 2018, expediente CIV 020291/2016/CA001

Fecha de Resolución10 de Septiembre de 2018
EmisorCamara Civil - Sala K

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K “PAREDES HECTOR DAMIAN CONTRA SORUCO CORAITE PELEE JOSE S/

DAÑOS Y PERJUICIOS”

EXPEDIENTE Nº 20.291/ 2016 JUZGADO Nº 19 En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los días del mes de Septiembre de 2018, hallándose reunidos los Señores Vocales integrantes de la Sala K de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, a fin de conocer en los recursos interpuestos contra la sentencia dictada en los autos caratulados: “PAREDES HECTOR DAMIAN CONTRA SORUCO CORAITE PELEE JOSE S/ DAÑOS Y PERJUICIOS “, habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden del sorteo de estudio, el Dr. O.O.Á. dijo:

  1. Vienen estos autos a este Tribunal con motivo de los recursos de apelación interpuestos contra la sentencia de primera instancia obrante a fs.

    320/ 327; habiendo expresado agravios el actor a fs. 346/ 351 y el accionado y citada en garantía a fs. 353/ 357; los que han sido evacuados a fs. 359/ 360 y fs. 362/ 265, respectivamente.

  2. La sentencia.

    El primer sentenciante hizo lugar a la demanda entablada por H.D.P. contra P.J.S.C., a quien condenó a abonarle en el plazo de diez días la suma de $ 625.450, con más intereses y costas; lo que hizo extensivo a la citada en garantía “San Cristobal Mutual de Seguros Generales”, en los términos del art. 118 de la ley 17.418.

Antecedentes

Señala el actor que, con fecha 9 de mayo de 2015, aproximadamente a las 13.30 hs., se encontraba circulando al mando de su motocicleta marca Honda Storm por la calle J.M. (Chacabuco) de José C Paz cuando, al Fecha de firma: 10/09/2018 Alta en sistema: 27/09/2018 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: O.O.A. , JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA #28228451#215764601#20180911085705090 arribar a la intersección con Potosí, que no tiene semáforos, redujo la velocidad y, encontrándose a mitad del cruce, resultó embestido por la camioneta Renault Kangoo que transitaba por la última de las arterias nombradas, con dirección a la estación de tren de José C Paz. Reclama por los daños y perjuicios padecidos.

La citada en garantía admite la cobertura del rodado y la producción del accidente, si bien afirma que ni el actor ni su vehículo sufrieron daño alguno. Solicita el rechazo de la demanda, con costas.

El emplazado S.C. adhiere a la contestación efectuada por su asegurdora.

El anterior juzgador, valorando los elementos incorporados en autos, señaló que, encontrándose reconocida la ocurrencia del evento dañoso, sin que nada sostuvieran la compañía aseguradora y el demandado con relación a su mecánica, ni invocaran ninguna de las eximentes de responsabilidad previstas por el art. 1113 del Cod Civil, deberán responder por los daños y perjuicios acreditados por el accionante.

  1. Los agravios.

    Cuestiona el actor: 1) el monto otorgado por “incapacidad sobreviniente”, que considera insuficiente para resarcir las secuelas físicas padecidas. Arguye que durante toda su vida laboral se desempeñó como jardinero, lo que implica aptitud física y que las limitaciones actuales le impiden desarrollar actividades productivas alternativas. P. se tome en cuenta que era el único sostén de su grupo familiar y se aumente la indemnización conforme lo expresado.

    2) la suma concedida por “daño moral” que resulta escasa a la luz de las constancias de autos. Señala que no se ha efectuado una valoración adecuada de las circunstancias del caso; que no se ha considerado el padecimiento insoslayable, sumado a las alteraciones en su calidad de vida que merecen un resarcimiento mayor.

    Fecha de firma: 10/09/2018 Alta en sistema: 27/09/2018 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: O.O.A. , JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA #28228451#215764601#20180911085705090 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K 3) el rechazo del reclamo por “daño biológico”, el que debe considerarse -a su criterio- como una categoría autónoma y que refiere a las actividades que desarrollaba antes del siniestro, no con ánimo de generar ingresos, sino como consecuencia del ejercicio de una vida social plena. Que el perito informa que no puede realizar deportes que antes hacía, como jugar al futbol, asimismo el hecho que ahora usa un zapato de suela rígida y no regular. Solicita se haga lugar al rubro.

    4) la fijación de una tasa de interés del 6 % anual por insuficiente. P. sea modificada.

    Las quejas de la accionada y su aseguradora se centran en: 1) el quantum establecido por el rubro “incapacidad sobreviniente”, que consideran elevado teniendo en cuenta la carencia de fundamentos. Entienden que el juzgador no ha desarrollado el razonamiento concreto o cual ha sido el método seguido para alcanzar el monto de condena.

    2) el guarismo otorgado por daño moral, el que consideran excesivo por suponerlo también falto de fundamentos y piden se ajuste a la mínima expresión, guardando proporcionalidad con las pautas objetivas probadas en autos.

    En su contestación de agravios, la accionada y su aseguradora solicitan la deserción del recurso interpuesto por su contraria.

    Al respecto, corresponde recordar que en la sustanciación del recurso de apelación el cumplimiento de sus requisitos debe ponderarse con tolerancia, mediante una interpretación amplia que los tenga por cumplidos aun frente a la precariedad de la crítica del fallo apelado, directiva que tiende a la armonía en el cumplimiento de los requisitos legales y la aludida garantía de la defensa en juicio y delimitar restrictivamente el ámbito de las sanciones que importan pérdida o caducidad de los derechos del apelante (conf. CNCiv., sala E, del 24/9/74, LL 1975-A-573; íd. S.G., del 10/4/85, LL 1985-C-267; conf. C..

    C.. y Com. Sala I, del 30/4/84, ED 111-513).

    Fecha de firma: 10/09/2018 Alta en sistema: 27/09/2018 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: O.O.A. , JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA #28228451#215764601#20180911085705090 Teniendo en cuenta ello y dado que no se advierte que las expresiones de agravios en cuestión se hayan apartado de los principios fijados en el art. 265 del Ritual, corresponde desestimar lo solicitado.

  2. Atento la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, de conformidad a lo previsto en su art. 7 y teniendo en cuenta la fecha en que acaecieron los hechos ventilados en el sub lite, resultan de aplicación al caso las normas del Código Civil de Vélez.

  3. Encontrándose firme la responsabilidad atribuida, he de avocarme al análisis de los rubros resarcitorios cuestionados.

    A) Incapacidad sobreviniente -daño físico-.

    La incapacidad sobreviniente es el perjuicio que consiste en las limitaciones a la capacidad genérica que son consecuencia de las lesiones experimentadas por la víctima al producirse el accidente, exigiendo la satisfacción del perjuicio patrimonial sufrido por el damnificado la consideración prudencial de los aspectos a ella referidos (edad, sexo, actividad, grado de instrucción, etc.), gozando el arbitrio judicial de un amplio margen de apreciación. Comprende, en consecuencia, la merma genérica en todas las esferas de su personalidad y constituye, por tanto, un quebranto patrimonial indirecto.

    Para fijar el respectivo quantum indemnizatorio se ha resuelto que debe tenerse en cuenta no sólo de qué manera incide su gravitación en las aptitudes de la víctima para el trabajo futuro o en la frustración de obtener...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR