Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 8 de Abril de 2022, expediente CNT 030901/2011/CA001

Fecha de Resolución 8 de Abril de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VIII

Expte. Nº 30901/2011

JUZGADO Nº 44.-

AUTOS: “PARED ERNESTO ADRIAN C/ FEDERACION PATRONAL

SEGUROS S.A. S/ OTROS RECLAMOS – DAÑOS Y PERJUICIOS”

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 08 días del mes de abril de 2022, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado,

proceden a votar en el siguiente orden:

LA DOCTORA MARÍA D.G. DIJO:

  1. La sentencia de grado hizo lugar a la demanda que persiguió el cobro de una reparación integral, al amparo del derecho común, por el accidente -enfermedad accidente del actor.

    Contra dicha decisión se alzan en apelación ambas partes.

  2. La demandada Federación Patronal Seguros SA

    cuestiona la valoración fáctica jurídica efectuada por la Sra. Juez de grado en cuanto a la admisibilidad de la pretensión y su condena a satisfacer los créditos reclamados en la demanda. Asimismo, se queja por el monto fijado en concepto de reparación integral, las costas del proceso y regulaciones de honorarios.

    La parte actora considera reducido el monto fijado en concepto de daño material y moral. Asimismo, se queja por la base salarial considerada por la Sra. juez “a quo” e insiste en la inconstitucionalidad e improcedencia del cálculo previsto en el artículo 12 de la LRT.

  3. Los recursos articulados por ambas partes serán tratados conjuntamente y adelanto que -por mi intermedio- no tendrán recepción.

    Me explico.

    1. En efecto, en orden a la cuestión de fondo cabe recordar que la tacha de inconstitucional que mereció el art. 39, inc. 1, de la ley 24.557, suscitó reiterados pronunciamientos de la Corte Suprema de Justicia de la Fecha de firma: 08/04/2022

      Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

      Nación que, en lo principal, comparto, sin que se hayan proporcionado nuevos elementos de juicio o argumentos que permitan apartarse de lo resuelto.

      En efecto, a partir del caso "A., Isacio c. Cargo Servicios Industriales S.A. s/ accidente Ley 9688" (sentencia del 21 de setiembre de 2004), así como en los pronunciamientos posteriores en que fijaron su postura los jueces del máximo Tribunal que no habían intervenido en el precedente mencionado ("D., T.F. c/ Vaspia S.A.", sentencia del 7 de marzo de 2006; "P. c/ Aipaa S.A." y "Avila Juchami c/ Decsa S.R.L.", sentencias del 28 de marzo de 2006; Fallos: 327:3753), se descalificó, mediante votos concurrentes cuya doctrina resulta aplicable al "sub examine", la disposición del art. 39, ap. 1 de la ley 24.557 en cuanto veda al trabajador -o sus derechohabientes- la posibilidad de reclamar con fundamento en el derecho civil,

      entendido este último como expresión del principio general de responsabilidad que emana del art. 19 de la Constitución Nacional.

      Por lo demás, esta Sala, incluso con otras integraciones,

      ha declarado desde hace varios años la inconstitucionalidad de la norma bajo análisis, en tanto importa una “capitis diminutio” para los trabajadores a quienes,

      por el sólo hecho de ser tales, se los margina de una vía reparadora a la que puede acudir cualquier persona.

      Desde tal perspectiva, corresponde confirmar dicho aspecto de la sentencia.

    2. En torno a los agravios de la demandada por la responsabilidad y condena por el accidente de autos y condiciones laborales del actor, para evaluar su pertinencia es preciso indagar si el trabajador presenta las patologías incapacitantes de origen laboral que indica y, en su caso, si se encuentran reunidos los extremos previstos por el art. 1.113 del Código Civil (actual art. 1757 del Código Civil y Comercial).

      Cabe recordar que el art. 1113 del Código Civil (actual 1757 del Código Civil y Comercial) disponía que “La obligación del que ha causado un daño se extiende a los daños que causaren los que están bajo su dependencia, o por las cosas de que se sirve, o que tiene a su cuidado. En los supuestos de daños causados con las cosas, el dueño o guardián, para eximirse de responsabilidad, deberá demostrar que de su parte no hubo culpa; pero si el daño hubiere sido causado por el riesgo o vicio de la cosa, sólo se eximirá total o parcialmente de responsabilidad acreditando la culpa de la víctima o de un tercero por quien no debe responder “. Es importante poner de resalto que la Fecha de firma: 08/04/2022

      Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

      Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

      SALA VIII

      Expte. Nº 30901/2011

      reparación a la cual alude el mentado artículo es plena, subsumiéndose en la misma tanto el daño emergente como el lucro cesante sufridos por la víctima.

      La procedencia de tal responsabilidad objetiva está

      supeditada a que la víctima acredite el daño sufrido, la relación de causalidad con la cosa, que ésta era viciosa o riesgosa y que actuó como elemento activo del accidente o enfermedad laboral. A ello se debe agregar que la carga de la prueba se halla en cabeza del interesado quien debe demostrar el sufrimiento de un daño resarcible a los efectos de cumplir con los presupuestos de la responsabilidad exigidos por el artículo 1113 del Código Civil (art. 1757 del Código Civil y Comercial).

      Conforme al marco normativo señalado, el deber de indemnizar exige la concurrencia de los cuatro presupuestos de la responsabilidad civil: a) el incumplimiento objetivo, es decir la antijuricidad, en este caso el deber general de no dañar; b) un factor de atribución de responsabilidad; c) el daño y d) la relación de causalidad suficiente entre el hecho y el daño.

      Sentado lo expuesto, corresponde indagar si concurren los extremos señalados.

      Luego de evaluadas la totalidad de las pruebas producidas en la causa, coincido con la Sra. Juez de grado que se encuentra acreditado el daño sufrido por el Sr. Pared.

      En efecto, el perito médico desinsaculado de oficio -luego de practicar los estudios y exámenes de rigor- y evaluar los antecedentes médicos del actor, ilustró acabadamente acerca de la patología columnaria y psicológica que presenta como consecuencia del accidente y las condiciones de trabajo de la demandada. Asimismo, el galeno informó acerca del grado de incapacidad laboral (17,95% de la TO), explicando las características de cada una de las afecciones y la minusvalía que le ocasionan al accionante, atribuyendo un 50% de la incapacidad psicológica al evento de autos (ver pericia médica a fs.

      252/255 y aclaraciones de fs. 266 y fs. 294); conclusiones a las que me remito en obsequio a la brevedad por haber sido minuciosamente analizados en el decisorio de grado.

      Si bien dicho informe fue observado por las partes (ver fs.258/259, 260/263, 268 y vta., 270 y vta., 275/276, 277/280) adhiero a las Fecha de firma: 08/04/2022

      Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

      conclusiones del galeno porque las impugnaciones fueron aclaradas a fs. 266 y fs.290 en términos y argumentos que comparto. Asimismo, porque las conclusiones del perito se encuentran avaladas por estudios objetivos y complementarios practicados al actor, contienen basamento técnico-científico suficiente y tampoco las partes han aportaron datos o elementos científicos idóneos que evidencien los errores o desaciertos del dictamen; el que por su especialidad debe ser tenido especialmente en cuenta.

      En ese sentido, recuerdo que si bien los jueces no se hallan vinculados por los dictámenes periciales, ciertamente, para apartarse de sus conclusiones técnicas, por cierto de especialistas en su arte o profesión, los magistrados deben contar con argumentos objetivamente demostrativos del error,

      circunstancia que -como se dijo- no se verifican en el caso, toda vez que las partes no cuestionaron adecuadamente, con estudios objetivos idóneos, el diagnóstico informado por el galeno.

      En suma, adhiero a las conclusiones de la pericia médica en los términos de los artículos 386 y 477 del CPCNN.

      En orden a la incidencia del factor laboral en la afección que presenta el trabajador, cabe señalar que dicho juicio de causalidad es siempre jurídico y es facultad del juez emitirlo con efectos vinculantes en razón...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR