Paradojas en la reapertura del Teatro San Martín

 
EXTRACTO GRATUITO

Con dos meses de demora según lo establecido y tras 18 meses de estar cerrado por obras de infraestructura, la reapertura del Teatro San Martín tuvo dos actos: el sábado pasado, con una fiesta en la calle, y el lunes, con una gala para invitados en la sala Martín Coronado (la que ayer, con el estreno de la obra La farsa de los ausentes, volvió a la actividad).

En el primer festejo primó la lógica de lo espectacular, tan funcional a las redes sociales. El desparejo show dirigido por Pichón Baldinu tuvo un "detalle" llamativo: el teatro estuvo cerrado y el vecino ni tuvo forma de pispear el estado actual de esa joya arquitectónico que luce como se merece. En el segundo acto, la gala, primó lo político. Con la presencia del presidente de la Nación en la platea, los funcionarios coparon la parada frente a la sugestiva ausencia de creadores que le han dado vida al San Martín. Sí estuvo Kive Staiff, figura fundamental en la historia del teatro, que hubiera merecido alguna mención por parte de algunos de los oradores.

La...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA