Paradojas de un gobierno acorralado y ausente

 
EXTRACTO GRATUITO

El anuncio del Gobierno de un programa de obras de para 2014, que incluye información previa sobre los numerosos que veladamente se admiten que harán falta para reparar el profundo deterioro de la red, son un reconocimiento oficial tardío de la gravedad de la situación que el propio ministro ha venido negando en forma sistemática.Quedan todavía muchos días de intenso calor y los especialistas estiman que el próximo invierno podría demandar aún mayor energía eléctrica que los picos que se registraron durante 2013, cuando, según estimaciones privadas, se importó 38 por ciento más de energía que durante el año anterior. El pasado diciembre, incluso, la Argentina importó del Uruguay casi 22 veces la cantidad de energía eléctrica que había requerido al mismo destino en igual mes de 2012.Esa creciente demanda describe con crudeza el grado de deterioro del sistema, que pone a la Argentina al borde de un colapso inminente y que transforma a todos sus ciudadanos en conejillos de un nefasto experimento sometido a parches constantes.Sea por la generación, por la distribución o por el transporte defectuoso de energía eléctrica, las consecuencias son siempre las mismas: las de un servicio abandonado a su suerte tras una década de falta de controles y de desincentivo a la inversión.Ante este panorama, no sólo resulta insuficiente adjudicar a la intensa ola de calor toda la responsabilidad de los prolongados cortes de luz de fines de diciembre y principios de este mes, sino que se asemeja bastante a una provocación: Uruguay también fue víctima de la misma ola de calor y no sólo se autoabasteció, sino que salió en nuestro rescate. Del mismo modo, no tiene ningún asidero poner como ejemplo para expiar culpas los cortes de servicio que están padeciendo los Estados Unidos como consecuencia de la cruda ola polar que soporta ese país. No resulta difícil imaginar qué pasaría con nosotros de sufrir semejante disminución en las temperaturas invernales si con apenas unos grados bajo cero ya no contamos con gas suficiente para abastecer a viviendas e industrias al mismo tiempo.Si algo fue anunciado por los especialistas fue esta enorme crisis energética. La reciente reunión de las autoridades con representantes de la empresa Edesur, que emitió un comunicado diciendo haber recibido "observaciones por parte de las autoridades del gobierno nacional muy útiles para mejorar la operación en contingencia", obliga a cuestionarse seriamente cuál fue hasta ahora el papel del Estado frente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA