El Papa: 'La corrupción no está cerrada en sí misma; va y mata'

 
EXTRACTO GRATUITO

ROMA.- "La corrupción va y mata." Todavía no enterado de la muerte del fiscal Alberto Nisman, durante que concedió ayer durante el vuelo que de Manila lo llevó a Roma, el Papa volvió a denunciar la corrupción, "un problema mundial, a la orden del día".

"La actitud corrupta encuentra fácilmente nido en las instituciones. Cualquier institución puede caer en esto. La corrupción es sacarle al pueblo. Esa persona corrupta, que gobierna corruptamente o va a ponerse de acuerdo para un negocio corrupto le roba al pueblo", dijo Francisco, que luego agregó: "La corrupción no está cerrada en sí misma; va y mata".

Francisco enseguida puso un ejemplo que lo llevó a su país, la Argentina. "Una vez, en el año 2001, creo, le pregunté al jefe de Gabinete del presidente de ese momento, que era un gobierno que pensábamos que no era tan corrupto: «Dígame, de las ayudas que ustedes envían al interior del país, dinero, cosas, alimentos, ¿cuánto llega al lugar?». Enseguida este hombre, que es limpio, me dijo: «El 35%». Año 2001, en mi patria", contó Francisco.

Al admitir que también existen casos de corrupción en la Iglesia, por otra parte, evocó un episodio de cuando alguien intentó corromperlo siendo obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario de Flores.

"Recuerdo una vez, año 1994, apenas nombrado obispo en el barrio de Flores, vinieron dos empleados de un ministerio: «Pero usted aquí tiene muchas necesidades, con tantos pobres en las villas». «Oh sí», dije yo. «Nosotros podemos ayudar, tenemos una ayuda, si usted quiere, de 400.000 pesos». En ese tiempo el peso y el dólar eran uno a uno. Yo escuchaba, porque cuando la oferta es tan grande, también el santo confía... Y siguiendo adelante, ellos decían: «Nosotros hacemos el depósito y después nos da la mitad a nosotros»", relató. "En ese momento pensé qué hacer: o los insulto y les doy una patada donde no da el sol, o me hago el tonto", aseguró, provocando risas entre los 76 periodistas del vuelo papal.

"Y me hice el tonto, pero con la verdad: «¿Sabe que en la vicaría no tenemos cuenta? Tiene que hacer el depósito en el arzobispado, con recibo y todo». Pero después pensé: si éstos aterrizaron directamente sin pedir pista, es porque algún otro dijo que sí. Es un mal pensamiento, pero la corrupción es fácil. Recordemos esto: pecadores sí, corruptos no, nunca", advirtió.

Como en otras oportunidades, al volver de su séptimo viaje internacional a Sri Lanka y Filipinas, Francisco contestó preguntas de todo tipo, con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA