La Pampa, un laboratorio del camporismo bajo fuego político

 
EXTRACTO GRATUITO

SANTA ROSA.? Hace poco más de un año, Oscar Mario Jorge ganó las elecciones y accedió a su segundo mandato como gobernador de La Pampa en medio de una fuerte disputa con los caciques del PJ local.Un año después, esa pelea devino en guerra declarada y atraviesa su gestión: el PJ y la UCR impulsan un juicio político contra su ministro de Gobierno, perdió el control de la Legislatura y enfrenta un 2013 complejo. Ante ese panorama, el alineamiento férreo con la Casa Rosada, desembarco de La Cámpora incluido, aparece como su único sostén.Gobernada desde 1983 por el peronismo, el reparto de poder en esta provincia tiene en los ex gobernadores Rubén Marín y Carlos Verna a sus protagonistas excluyentes. Jorge fue ministro de Economía de Marín entre 1983 y 1989 y presidente del Banco de La Pampa en tiempos de Verna (2003-2007).En 2011, Verna, hoy senador nacional, era el candidato a gobernador, pero dio el portazo a último momento, cuando Cristina Kirchner metió mano en la lista de candidatos a diputados nacionales y reemplazó a un vernista por la camporista Luz Alonso. Jorge se encontró así imprevistamente con otros cuatro años de mandato.El enfrentamiento con Verna y con el peronismo histórico que encarna Marín estalló del todo a mitad de este año, cuando Jorge lanzó Compromiso Peronista, su propia línea interna dentro del PJ. Lo apoyó la mayoría de los intendentes. Hasta entonces había pertenecido a la Línea Plural, de Verna. "Tenemos más líneas internas que gente", sintetizó un viejo peronista. En La Pampa viven 316.000 personas. De las económicamente activas, el 30 por ciento trabaja para el Estado.El divorcio terminó de consumarse hace un mes, cuando Unidos y Organizados, el brazo cristinista de la militancia kirchnerista, hizo pie aquí. La Casa Rosada ideó el desembarco como una muestra de respaldo (¿o apuntalamiento?) a Jorge. Estuvieron Andrés "el Cuervo" Larroque, secretario general de La Cámpora; el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, y el jefe del bloque kirchnerista de Diputados, Agustín Rossi. Decenas de kirchneristas y ni un sólo referente del PJ local. "Estos pibes no entienden nada. Creen que pueden barrer con todo. Al gobernador lo hicieron hablar tercero y al intendente lo bajaron del palco", bramó uno de ellos ante LA NACION.Jorge no tardó en ubicar a camporistas en su administración. En el Renar desplazó a siete hombres de Verna y ubicó como presidenta a la mujer del diputado camporista Luciano Di Nápoli. También entraron en la Anses y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA