Entre palmeras y cursos de agua, opciones para el relax en Entre Ríos

 
EXTRACTO GRATUITO

PARANÁ.- Paisaje e historia. Las mejores obras que la naturaleza y el hombre han realizado en la zona le dan marco a la oferta turística de alta gama en Entre Ríos. En la provincia -que además de estar enmarcada por ríos, tiene en sus 78.000 kilómetros cuadrados unos 7000 pasos de agua- la oferta de turismo rural satisface las expectativas de los visitantes exigentes.

Entre las opciones, los complejos La Aurora del Palmar, Noha y el Palacio Santa Cándida permiten instalarse en el campo sin privarse de las más excelsas comodidades. Hasta allí llegan visitantes de distintas provincias, además de italianos, españoles, estadounidenses y uruguayos.

La Aurora del Palmar está enclavada en un área natural protegida de 1100 hectáreas y es lindante con el Parque Nacional el Palmar, en el departamento de Colón. "El hotel está instalado en el mismo paisaje del palmar; se puede disfrutar del mismo lugar natural, con la posibilidad de hacer safaris en 4x4, paseos en canoas por el arroyo, cabalgatas, safaris fotográficos, avistaje de aves, caminatas interpretativas, identificación de fauna y flora autóctona y campamentos de naturaleza", cuenta Ariel O. Battista, uno de sus propietarios, junto a María Eugenia Peragallo. "Nos destacamos por los platos preparados sobre la base del fruto de la palmera yatay, muy sabrosos y originales", agrega Peragallo respecto del restaurante del complejo.

La comunidad de palmeras que fueron modelando el paisaje durante tres siglos le da al lugar un toque exótico. La explotación turística no interfiere con el plan de la naturaleza. "Trabajamos dentro del Programa de Refugios de Vida Silvestre de la Fundación Vida Silvestre Argentina, integramos el Sistema de Áreas Naturales Protegidas de Entre Ríos como reserva de uso múltiple, y certificamos Norma IRAM de Servicios Turísticos en Áreas Naturales Protegidas", dicen Ariel y María Eugenia.

En temporada baja, las habitaciones dobles, instaladas en vagones de tren excelentemente adaptados, cuestan $ 900 la noche, con desayuno. Las excursiones cuestan $ 130 (adultos) y $ 70 (menores).

No difieren muchos los precios de Noha, una casa de campo donde se puede disfrutar de la naturaleza con el confort de la urbanidad. Allí ofrecen hacer excursiones, relajarse en las sesiones de masajes o jugar ping--pong, fútbol tenis o futgolf.

"Nos caracterizan nuestras cenas totalmente caseras, con platos al disco, al horno de barro o parrilla; contamos con un servicio de desayuno variado y sin...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA