Por qué el paliativo de las Lebac tiene fecha de vencimiento

 
EXTRACTO GRATUITO

Luego de una 22% el peso, la renovación de de la última semana llevó un temporario alivio a los mercados y al Gobierno. Sin embargo, el tenso "supermartes" fue solo un capítulo más de estas Letras del , que acumulan $1,11 billones (US$50.383 millones) y condicionan el corto plazo financiero.

"Una licitación es exitosa sobre todo si se percibió como exitosa y, en un escenario de tanta incertidumbre, haber colocado ese monto y la tranquilidad posterior muestran una reacción positiva", explica Javier Okseniuk, director ejecutivo de LCG.

Además de renovar los $617.000 millones de sus letras (alrededor del 60% del stock total), el BCRA colocó $5000 millones adicionales y superó su prueba, si bien para ello debió asumir el costo de subir del 26,3% al 40% la tasa para las opciones más cortas. "Se cerró un capítulo y se postergó un tiempo el problema, aunque para renovar debió exigir mucho el instrumento (la tasa) y perdió efectividad, si se tiene en cuenta que también se dispararon las expectativas de inflación y hay un dólar más alto", sostiene Amilcar Collante, economista del Cesur.

Para Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones, esa suba de tasas fue "consecuencia de la pérdida de confianza que comenzó en el mercado a partir del 28 de diciembre". Ese día, por iniciativa de la Jefatura de Gabinete, el Gobierno dispuso la "recalibración" de las metas de inflación y forzó al BCRA a relajar su política monetaria. El presidente de la entidad monetaria, Federico Sturzenegger, dispuso sucesivos recortes en la tasa de interés de referencia, que implicaron saltos en el tipo de cambio y una aceleración en los precios, factores que profundizaron el impacto del fortalecimiento del dólar y la salida de capitales de los países emergentes en el último mes.

"El 40% fue el nivel de tasas requerido por los inversores para cubrir los dos riesgos de una inversión en pesos, que son la devaluación y la inflación, e implica un mayor esfuerzo para detener la dolarización de carteras", completa Martínez Burzaco.

El escenario que se configuró luego del martes que calmó la corrida cambiaria, sin embargo, implica una disyuntiva para la economía en su conjunto. Mantener esas tasas altas estimula la inversión en moneda local y permitió poner un freno momentáneo a la devaluación, pero impacta negativamente sobre el crecimiento del PBI, un factor clave en las perspectivas oficiales para cumplir con las metas fiscales y consolidar el camino a las urnas en 2019...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA