Palermo, el barrio con más cámaras para labrar fotomultas

 
EXTRACTO GRATUITO

El semáforo se pone en rojo y tres automovilistas detienen su vehículo justo antes de la senda peatonal que está en el cruce de avenida Córdoba con Armenia. Si hubieran pisado la demarcación horizontal recibirían una multa: su infracción habría quedado registrada en una de las cámaras de fotomultas que hay en Palermo, el barrio con mayor cantidad de dispositivos de ese tipo para control vehicular. "Lástima que las motos siguen pasando en rojo", susurró una mujer mientras miraba con atención antes de cruzar a pie la transitada arteria. Aunque el paso estaba a su favor, tenía miedo de que algún conductor fuera imprudente.

En toda la Capital funcionan 193 cámaras fijas, según datos oficiales disponibles en la plataforma BA Data, que fueron analizados por LN Data. En cambio, el listado de la Secretaría de Transporte porteña contabiliza 203, pero no discrimina por barrio.

Según BA Data, el distrito que cuenta con mayor tecnología para fotomultas es Palermo, con 26 unidades. En algunos puntos se fiscaliza la velocidad máxima; en otros, la violación de la luz roja de los semáforos, la senda peatonal o los carriles exclusivos.

Le siguen, muy lejos, Belgrano, con 14 dispositivos; Parque Avellaneda, con 13, y Recoleta, con 12. Luego, aparecen, con 10 cada uno, Caballito, Constitución y Retiro.

De enero a abril de este año, y mediante estos instrumentos, sólo en Palermo se labraron 91.799 infracciones -representan el 20% de las infracciones electrónicas totales por exceso de velocidad y luz roja/senda-, informaron desde la Secretaría de Transporte porteña a LA NACION.

Se trata de uno de los barrios más extensos y con gran cantidad de afluencia vehicular y peatonal de Buenos Aires. Las vías rápidas clave, como las avenidas Del Libertador, Figueroa Alcorta y Córdoba, contribuyen a un constante flujo de rodados que requiere, a su vez, mayores controles, explicaron las fuentes. En la avenida Rafael Obligado al 4800, por ejemplo, dos cinemómetros fijos fiscalizan que la velocidad de los rodados no supere los 70 kilómetros por hora.

Desde fines de marzo último, se implementaron en la avenida Córdoba los carriles exclusivos para el transporte público, desde 25 de Mayo hasta Medrano. La cámara que se encuentra en la intersección con Jerónimo Salguero, a la altura de Palermo, monitorea el funcionamiento del sistema, y si el rodado no es uno de los beneficiarios o no tiene algún permiso especial el conductor tendrá que abonar una multa de poco más de 1500...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA