Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 19 de Mayo de 2021, expediente CNT 026078/2014/CA001

Fecha de Resolución19 de Mayo de 2021
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA X

SENT.DEF EXPTE. Nº: 26.078/2014 /CA1 (53.221)

JUZGADO Nº: 30 SALA X

AUTOS: “PALAVECINO, M.L. C/ KISKALI S.A. Y OTRO S/

ACCIDENTE-ACCIÓN CIVIL”.

Buenos Aires,

El Dr. G.C. dijo:

  1. Vienen estos autos a la alzada con motivo de los recursos que contra el pronunciamiento de grado interpusieron la codemandada Galeno ART SA ( el 2/9/2020), la actora ( 3/9/2020) y Kiskali SA ( el 8/9/2020) los cuales merecieron réplica de sus contrarias. Todas las presentaciones se encuentran incorporados al sistema de gestión lex 100.

  2. Por razones metodológicas considero conveniente examinar en primer término el recurso interpuesto por la ex empleadora de la actora.

    En el caso de autos la accionante denunció que ingresó a órdenes de Kiskali SA desempeñándose en la categoría de “operaria calificada” y que realizó en su favor tareas manuales, forzadas, repetitivas y pesadas que incluían limpieza de hornos, acomodar los panes fríos sobre la cinta (6 o 7 panes por bandeja) y acomodar sobre la bandeja los panes calientes, que van a ser depositados en otra cinta (“la máquina nunca se detiene”) debiendo Fecha de firma: 19/05/2021

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    la actora en su rutina realizar esa tarea de una bandeja por minuto, utilizando sus manos y en una posición anti-ergonómica. Refirió que dicha tarea se repetía con los “bollitos”, con la cortadora de pan, que implicaba empujar los panes hasta la cortadora, parada ante la cinta, a fin que los panes ingresen a la cortadora. Afirmó que tales movimientos repetitivos empezaron a provocarle dolores en su hombro izquierdo, con repercusiones en su brazo y mano y finalmente le ocasionaron una incapacidad del 25% de la T.O. por lo que inició la presente acción, con fundamento en la ley civil, tendiente a que se le reparara los daños que sufriera.

    El fallo de grado consideró acreditada en autos la enfermedad-accidente, el carácter riesgoso de la cosa y el daño ocasionado (art. 377 CPCCN) motivo por el cual admitió la acción.

    Contra tal solución se alza la recurrente mas lo hace en términos que no posibilitan modificar lo decidido en la sede de grado.

    En lo que hace a la incapacidad que padece la demandante afirma la quejosa que no se tuvieron en cuenta las impugnaciones que oportunamente efectuara al informe médico pero se desprende de las constancias de la causa que tales impugnaciones fueron respondidas por el experto a fs. 214, presentación que no mereció observación alguna por parte de la hoy recurrente.

    Por otra parte, la conclusión a la que se arribara en el dictamen médico obrante a fs. 206/208 ( esto es que la actora presenta un 12% de la t.o. atribuíble a rigidez de codos por presentar epicondilitis bilateral en ambos, dolencia que afecta en el desempeño Fecha de firma: 19/05/2021

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA X

    del trabajo: torcer, ajustar, toda maniobra como la de dar cuerda a un reloj con fuerza)

    tampoco es objeto de una crítica concreta y razonada por parte de la apelante en esta etapa pues no aduce concretamente por qué lo dictaminado por el experto estaría equivocado.

    Memoro que el art. 477 del CPCCN establece que la fuerza probatoria del dictamen pericial debe ser estimada teniendo en cuenta la competencia del perito, los principios científicos o técnicos en que se funda, la concordancia de su aplicación con las reglas de la sana crítica, las observaciones formuladas por los letrados y los demás elementos de convicción que la causa ofrezca (art. 386 del CPCCN).

    Es criterio de esta Sala que el juez sólo puede y debe apartarse del asesoramiento pericial cuando éste adolezca de deficiencias significativas, sea por errores en la apreciación de las circunstancias de hecho o por fallas lógicas en el desarrollo de los razonamientos empleados que conduzcan a descartar la idoneidad probatoria de la peritación,

    extremos que a mi juicio no surgen de la presente contienda.

    En tal contexto, estimo que las conclusiones a las que arriba el perito médico en su dictamen poseen plena fuerza probatoria y valor convictivo ( conf. arts. 386 y 477

    antes citados) y no se ven enervadas en modo alguno, por las objeciones articuladas por la apelante en su memorial recursivo donde, concretamente, como ya señalara, no se afirma cuál sería el error en el que habría incurrido el experto al determinar la incapacidad que presenta la trabajadora.

    Por último, en lo relativo a la aplicabilidad al caso del método de capacidad restante, memoro que este Tribunal ya ha sostenido con anterioridad que la fórmula Fecha de firma: 19/05/2021

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    B. o de incapacidad residual no resulta aplicable cuando las enfermedades que incapacitan al trabajador corresponden a etiologías distintas de manifestación contemporánea, supuesto que acontece en el presente caso con las lesiones en ambos codos que presenta P. (ver en ese sentido del registro de esta Sala SD 18.668 del 30/06/2011, in re: “C.M.A. c/ Mapfre Argentina A.R.T. S.A. y otros s/

    accidente – accion civil” y SD 19.231, del 29/11/2011 en autos “Amarilla B.P.R. c/ CNA ART S.A. y otro s/ Accidente – Acción Civil”, entre muchos otros).

  3. Critica además la accionada la falta de consideración por parte de la sentenciante a quo, de las distintas circunstancias que surgen de las presentes actuaciones que evidencian -en su opinión- una interrupción en el nexo causal entre el accidente acaecido y la responsabilidad civil de su representada.

    Sostiene que en el falló se consideró acreditada la enfermedad, la intervención de la cosa riesgosa (las tareas de esfuerzo y repetitivas realizadas) el reconocimiento de que las máquinas pertenecían a Kiskali SA y la relación causal entre ésta y las dolencias padecidas por la actora (art. 1113 C. Civil) pero no analizó que los trabajadores tenían elementos de seguridad y también los tenía la maquinaria ya que su parte cumple con la evaluación de riesgos por puestos de trabajo y establece medidas preventivas para el uso de las máquina . En definitiva, afirma que no se ha considerado que podría haber existido en las presentes actuaciones, la atribución de reprochabilidad de “culpa grave del trabajador” y que en el caso funcione como eximente de responsabilidad para empleador pese a haber ello sido planteado al momento de contestar demanda.

    Fecha de firma: 19/05/2021

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR