Palabra de mujer: las pioneras del feminismo vuelven a hacerse oír

 
EXTRACTO GRATUITO

Las grandes mujeres de la cultura y de la ciencia, que marcaron la historia argentina hace más de un siglo, hacían los mismos planteos que Igual salario por igual tarea. Participación en los espacios políticos, jurídicos y legislativos donde se discuten las leyes. Reconocimiento al doble trabajo que implica ocuparse de las tareas domésticas. No a la trata de personas ni a la violencia familiar. Decisión sobre el propio cuerpo y no al modelo de mujer como objeto sexual. En el siglo XXI, siguen vigentes muchas de las demandas de las pioneras del feminismo en la Argentina."No hay mujer normal de nuestros días que no sea más o menos feminista. Podrá no querer participar en la lucha política, pero desde el momento que piensa y discute en voz alta las ventajas o errores del feminismo, es ya feminista, pues feminismo es el ejercicio del pensamiento de la mujer en cualquier campo de la actividad", dijo Alfonsina Storni en la década de 1920. Feminista de la primera hora, madre soltera a los 20 años y consagrada poeta, Storni enfrentó toda clase de prejuicios no solo por haber osado tener un hijo sin estar casada, sino también por sus versos, considerados "inmorales".La cita de la autora de "Tú me quieres blanca" está destacada en la sala Leopoldo Marechal de la junto con frases de otras mujeres, en la muestra "Emancipadxs. Estereotipos, luchas y conquistas": Alejandra Pizarnik, Victoria Ocampo, María Elena Walsh, María Luisa Bemberg y Angélica Gorodischer, que se reivindican feministas, cada una a su manera. Fiel a su estilo, Ocampo declaraba: "Lo que los hombres, fuera de una minoría que bendigo, no parecen comprender es que no nos interesa en absoluto ocupar su puesto, sino ocupar por entero el nuestro"."A lo largo de nuestra historia, las mujeres fuimos excluidas no de la escena pública, como se quiere hacer creer, sino del relato de los acontecimientos públicos. Sin embargo, fuimos parte imprescindible en la construcción de la nación. Las sociedades de nuestro continente, marcadamente patriarcales, nos asignaron lugares subalternos, poco dignos de ser destacados o siquiera mencionados", dice Elsa Barber, directora de la Biblioteca Nacional, en el catálogo. La exhibición está integrada por materiales poco conocidos del acervo, como las primeras publicaciones escritas y dirigidas por mujeres (La Aljaba, La Camelia o Álbum de Señoritas, del siglo XIX) y las tesis de graduación de las primeras universitarias argentinas: Cecilia Grierson, Elvira...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA