Pago a jubilados: el plan del Gobierno podría incidir en los ingresos de los futuros pasivos

 
EXTRACTO GRATUITO

El presidente Mauricio Macri confirmó ayer que mañana se anunciará el plan oficial para saldar las deudas del Estado con los jubilados. El objetivo de la propuesta, que será enviada al Congreso de la Nación como proyecto de ley y en la que trabajaron el director ejecutivo de la Anses, Emilio Basavilbaso, junto con su equipo y funcionarios de la Jefatura de Gabinete, es actualizar el valor de los haberes jubilatorios para ponerlos en línea con el criterio que sancionó la Corte Suprema en los últimos años, y abonar además los retroactivos por la diferencia entre lo que correspondía cobrar y lo que efectivamente se cobró.

Así, se recortaría el stock de juicios y se evitarían futuras demandas. Además del pago de las sentencias (algo que ya se está haciendo y para lo cual la Anses debe cumplir con un plazo legal de 120 días hábiles desde el fallo judicial), se ajustarían los ingresos de quienes tienen en trámite una demanda judicial (si se comprometen a retirarla) e incluso los de quienes no reclamaron en la Justicia, pero cobran por debajo de lo que les correspondería.

Pero además, hay un punto en que el proyecto incidiría en los ingresos jubilatorios futuros de personas que todavía no se retiraron de la vida activa. Uno de los aspectos conflictivos (entre los que llevaron a hacer miles de juicios en la década pasada) es la actualización que se le debe aplicar al valor nominal histórico de los salarios de los últimos 10 años trabajados, que son parte de la fórmula de cálculo de la jubilación.

La iniciativa que el Gobierno presentará mañana propone que, por el período de 1995 a febrero de 2009 (el mes previo a la vigencia del actual régimen de movilidad jubilatoria), esa actualización se haga según el índice salarial Ripte, que elabora el Ministerio de Trabajo en base a un grupo de remuneraciones declaradas por los empleadores.

Eso llevaría a un recálculo de los ingresos de quienes se jubilaron en los últimos tiempos, pero también tendría influencia para quienes se jubilen próximamente, ya que los salarios de esos años aún inciden en el cálculo de las jubilaciones.

A partir de marzo de 2009, para ajustar esos montos (fuertemente afectados por los efectos de la inflación) se utiliza un coeficiente que sigue...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA