La Iglesia recordó al padre Mugica con una fiesta popular y sin banderas partidarias

 
EXTRACTO GRATUITO

Ni la lluvia ni la presencia de funcionarios del Gobierno y de políticos opositores lograron torcer la propuesta original de la Iglesia para recordar ayer los 40 años del asesinato del padre Carlos Mugica: realizar un acto religioso sin etiquetas partidarias y una fiesta con la alegría y el colorido propios de la piedad popular.Como todos los años, desde el 11 de mayo de 1974, los curas que viven y trabajan en las barriadas más pobres de la ciudad de Buenos Aires, y algunas del conurbano, se reunieron junto a los restos del sacerdote, en la parroquia Cristo Obrero -que él mismo construyó en 1970-, en la villa 31, de Retiro.La gran sorpresa la dio el flamante cardenal y arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, cuando afirmó ante todos que "el homicidio del padre Mugica fue un verdadero martirio". Y agregó: "Mártir de veras por la causa de los pobres".Desde que una quincena de balas de ametralladora lo despedazaron contra el muro de la parroquia San Francisco Solano, en Mataderos, cuando salía de celebrar misa -un hecho sobre el que la justicia argentina nunca dio un fallo-, los amigos y conocidos de Mugica no tuvieron dudas de que había dado la vida siguiendo las enseñanzas de la Iglesia.Sin embargo, durante años su nombre casi no fue pronunciado en los seminarios y, menos, promovida desde la Iglesia la investigación de su muerte.Ayer, en cambio, el sucesor del actual Papa en la conducción de la diócesis más importante del país, no dio lugar a dudas. Admitió que ese "martirio" dio como fruto la Casa Vocacional San Juan Bosco, donde hacen sus primeros pasos en la formación sacerdotal jóvenes que viven en villas de emergencia. "Ahí hay una semilla que prendió, muy linda, donde se están formando futuros curas. Y todos salidos de las villas", dijo Poli, quien también recordó que Bergoglio destinó más sacerdotes en las villas "para que acompañen, como acompañaba Carlos" al pueblo.En lo que se puede interpretar como una aclaración para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA