Padre

Autor:María Laura Riba
RESUMEN

Padre el sitio donde respiro se parece al silencio. Habito el punto exacto de lo que me rodea. Está lleno de cantos, de respiraciones, de tangos quejumbrosos adheridos a las paredes de la ciudad donde he nacido. (...)

 
EXTRACTO GRATUITO

Padre

el sitio donde respiro se parece al silencio.

Habito el punto exacto de lo que me rodea.

Está lleno de cantos, de respiraciones, de tangos quejumbrosos

adheridos a las paredes de la ciudad donde he nacido.

El sitio donde respiro se parece al cielo.

Tiene el silencio verde del sol abierto sobre el río

y corre pegado a los paréntesis marcados en mis días.

Padre

habito el sombrío estado de las cosas perdidas

y las palabras que no salen del modo en que todos las dicen.

Este sitio de luces y de sombras

se parece al punto donde habito en soledad con mi propia suerte.

Aquí nadie me rescata. Aquí nadie me mira.

Sola frente al camino dividido como una horquilla

que simula sus puntas oxidadas.

Padre

habito este lugar que me pertenece por haber mordido

el anzuelo de la vida,

por no haberme arrepentido de vivir,

este agujero donde no dejo de caer cuando me suelto

y no siempre sé que me he soltado.

Entonces la ciénaga no es sólo una trampa para otros.

Pelear en la arena donde los gallos de riña

se sacan los ojos a picotazos certeros.

Padre

habito también las pesadillas y

la escandalosa forma de la esperanza en épocas de exilio.

Soy del lugar donde respiro.

Soy en las palmas fundamentales de lo cotidiano.

Vivo en el lugar elegido. Ahora o antes,

desde ahora o desde antes de haberlo decidido.

Soy este punto de encuentro entre las cosas idas y las buscadas.

Las halladas por este mover de manos

en torno al íntimo espacio que me envuelve.

Padre

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA