Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 1 de Junio de 2022, expediente CNT 018603/2015/CA001

Fecha de Resolución 1 de Junio de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA NRO. 18.603/2015/CA1

AUTOS: “PADILLA ALFREDO c/ COMUDIGITALES S.R.L. Y OTROS s/ DESPIDO Y

ACCIDENTE LEY ESPECIAL”.

JUZGADO NRO. 18 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la fecha de registro que surge del sistema Lex 100, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Dra. G.A.V. dijo:

  1. El Sr. Juez de primera instancia, en la sentencia definitiva de grado, hizo lugar a la demanda por despido iniciada por el Sr. A.P. contra COMUDIGITALES

    S.R.L. y TELECOM ARGENTINA S.A. Por el contrario, rechazó el reclamo contra LA

    SEGUNDA ART S.A. tendiente a la reparación de las dolencias sufridas como consecuencia del accidente de trabajo sufrido en junio de 2013, por no encontrar acreditado el nexo de causalidad entre la incapacidad determinada por el perito médico y el accidente denunciado.

    Tal decisión es apelada por el accionante a tenor del memorial digital a despacho, que mereció oportuna réplica de LA SEGUNDA ART S.A. A su vez, la perita contadora, el perito médico, y la representación letrada de la parte actora apelan la regulación de sus honorarios por considerarlos exiguos (v. agravios del perita contadora y de la perito médico).

  2. Llega firme a esta instancia que el Sr. PADILLA prestó servicios para COMUDIGITALES S.R.L., tercerizada de TELECOM ARGENTINA S.A., desde el 02.11.12

    hasta el 25.10.13, que lo hacía como “medio oficial de líneas”, y con una jornada de trabajo que excedía el máximo legal permitido (once horas diarias, cinco días de la semana).

    Se discute, en cambio, si la incapacidad detectada por el perito médico, que informó en su dictamen, tiene su origen en el accidente que habría sufrido el actor en junio de 2013 mientras trabajaba para su antigua empleadora.

    Fecha de firma: 01/06/2022

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.D.R., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA

    En este sentido, el actor dijo que, mientras realizaba sus tareas en la zona de I.M., precisamente cuando intentaba subir a un poste de luz, sufrió un tirón en la ingle de su pierna izquierda, infortunio que le provocó una hernia testicular, pérdida de lordosis fisiológica, actitud escoliótica, espondilosis y pinzamiento posterior del quinto disco lumbosacro (cfr. fs. 17vta.). Dijo que, luego de infructuosos reclamos verbales efectuados ante su empleador y la ART demandada, efectuó la denuncia a través del TCL enviado el 17.12.13 que trascribe a fs. 17vta.; que recibió respuesta el día 22.01.14 haciéndole saber que debía presentarse a una consulta médica; que en dicho lugar, el especialista le informó

    que la aseguradora no se haría cargo del accidente; y que, ante la negativa, intimó

    nuevamente a la demandada en los términos de la misiva enviada el 23.01.14. Por su parte, la aseguradora demandada reconoció haber recibido la denuncia del siniestro (dice haberla recibido el 19.12.13) y que “declinó asumir todo tipo de responsabilidad derivada de la pretendida patología inguinal, posición que se mantiene en este responde” (v. fs.

    92vta./93).

    Ahora bien, pese a la defensa opuesta por la parte demandada, no comparto lo decidido en primera instancia pues, según las constancias que obran en la causa, la demandada no rechazó la denuncia del siniestro conforme lo establece la normativa vigente. En efecto, para que no operase la presunción que establece el artículo 6 del Dto.

    717/96, la demandada debía acreditar haber rechazado la denuncia, en el plazo y forma que exige dicha norma, lo que no hizo. No solo omitió acompañar alguna constancia que permita considerar esa defensa, sino que ni siquiera denunció la fecha en que lo habría hecho. Más allá de ello, del propio relato de los hechos advierto que, aún de haber rechazado la patología, lo habría hecho de forma extemporánea. Es que, con base en las constancias que surgen de la causa, la denuncia fue realizada el día 19.12.13 (hecho reconocido por la aseguradora) y la demandada recién habría contestado el día 15.01.14,

    misiva recibida por el actor el 22.01.14 (cfr. relato del accionante). Los dichos del accionante no fueron desvirtuados por la demandada, no solo porque guardó absoluto silencio sobre la fecha y forma en que habría rechazado la denuncia, sino porque tampoco acompañó telegrama alguno, ni ofreció prueba informativa al Correo Oficial.

    Por ello, propongo tener por reconocido el accidente denunciado por el accionante en los términos del art. 6 del Dto. 717/96.

    Fecha de firma: 01/06/2022

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.D.R., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA I

  3. Dicho esto, corresponde examinar si el Sr. PADILLA padece alguna incapacidad producto del accidente denunciado en el escrito inicial.

    Al respecto, luego de evaluado el informe médico obrante en autos, y los términos en que ha quedado trabada la litis, debo adelantar que, en mi parecer, asiste razón al accionante. Es que, el experto médico, luego de un pormenorizado análisis de los antecedes que surgen de la causa, así como de los estudios médicos complementarios (v.

    sobre reservado), dictaminó que “[d]e acuerdo al Baremo de la Ley 24.557 (Decreto 659/96), la limitación de la columna dorso lumbar presenta una rotación DI (20°): 2%,

    inclinación DI (10°): 2%, flexión (50°): 4%, extensión (20°): 1%. Hernia Inguinal Unilateral operada con secuelas postquirúrgicas 6%. A esto hay que sumarle los factores de ponderación que incluyen: 1) factor del tipo actividad leve (10%): 1.5%. 2) factores de posibilidad de reubicación laboral amerita (10%): 1.5%. 3) factor edad: 1%. La suma de la incapacidad parcial y permanente física según la Ley 24.557, nos da un total de 19% de la Total Obrera”. Asimismo, con base en el psicodiagnóstico realizado por la Licenciada en psicología P.V.K. obrante a fs. 186/201, dictaminó que el accionante padece un Síndrome Postconmocional IV que lo incapacita psicológicamente en un 15% de la total obrera (v. informe pericial).

    Con relación al nexo de causalidad, el experto dijo: “[e]l origen de las mismas se debe al trabajo forzado y repetitivo de la columna lumbar. Afectan L5-S1 presentando disminución de la altura y protrusión global del anillo fibroso con fisura del anulus y L4-L5

    que presenta disminución en la altura y protrusión global del anillo fibroso. El origen de la Hernia Inguinal guarda relación con el trabajo pesado y de esfuerzo ... Si, (las patologías)

    guardan relación de causalidad con el hecho que el actor denuncia en su libelo...”. Ante las impugnaciones efectuadas, el perito explicó que “el actor que realizaba tareas en Comudigitales pasando cables en la calle, subiendo y bajando columnas, cargando material pesado, movilizándose durante todas las horas laborales en el trascurso del tiempo, tiene consecuencias sobre la salud física. Si bien es cierto que el actor también padece una patología degenerativa, la evolución de esta hubiese sido más lenta si el mismo hubiese realizado tareas en una oficina. En estas condiciones uno debe evaluar si más allá de la predisposición genética, el esfuerzo y la tarea laboral tienen injerencia sobre las secuelas denunciadas. En cuanto al daño psicológico, se requirió un psicodiagnóstico Fecha de firma: 01/06/2022

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.D.R., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA

    para evaluar personalidad, stress, síntomas depresivos, fobias que el actor venia compensando en su tarea laboral. Una situación traumática, desencadenó el cuadro descripto que se enmarca en un Sindrome Post Conmocional IV, como ya fue aclarado en el informe” (v. aclaraciones efectuadas por el experto).

    La demandada formuló observaciones tanto a las consideraciones sobre la mengua física como a las psicológicas. En cuanto a este último respecto, le asiste razón pues, tal como se extrae del anexo decreto 659/96 (ley 24.557), de aplicación obligatoria en casos como éste (cfr. Art.9°, ley 26.773 y CS, Fallos: 342:2056; en autos “L.D.M. c/ Asociart ART S.A. s/ accidente” del 12.11.19), las lesiones psiquiátricas evaluadas son las que derivan de enfermedades profesionales diagnosticadas como permanentes o secuelas de accidentes de trabajo. “Solamente serán reconocidas las reacciones o desorden por estrés post traumático, las reacciones vivenciales anormales neuróticas, los estados paranoides y la depresión psicótica que tengan un nexo causal específico relacionado con un accidente laboral. Debiéndose descartar primeramente todas las causas ajenas a esta etiología, como la personalidad predisponente, los factores socioeconómicos, familiares, etc.”. Con relación a las primeras (reacciones o desórdenes por estrés post traumático) “serán reconocidas cuando tengan directa relación con eventos traumáticos relevantes que ocurran en el trabajo, ya sea como accidentes, o como testigo presencial del mismo. Constituyen una enfermedad, reconocida oficialmente por el DSM III,

    y la CIE 10 (OMS), que tiene una etiología, una presentación y un curso, así como un pronóstico y resolución. En general tienden a adaptarse a su nueva realidad y la gran mayoría de los pacientes mejoran al cabo de tres a seis meses, sin secuelas. Un grupo menor de casos evolucionan a una neurosis post traumática, la que si determina algún grado de incapacidad para el trabajo.- Serán consideradas para su evaluación como reacciones vivenciales anormales … En las reacciones vivenciales anormales neuróticas,

    como consecuencia de accidentes...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR